KARINA LONGO, Periodista Digital

Noticias y entrevistas de América Latina

Buenos Aires festejó sus 200 años con desfile

Noche de Moda e Historia: con pasarela, danza y orquesta incluidas.

En el Rosedal de Palermo se realizó el “Pasado de Moda 1810-2010”, un encuentro cultural multidisciplinario que – a partir del diseño, la música, y la danza- se encargó de mostrar los cambios y la evolución del diseño en relación con la historia del país.

Grandes diseñadores argentinos como Pablo Ramírez, Jessica Trosman, Marcelo Senra, Laura Valenzuela, Cecilia Gadea, Mónica Socolovsky, Vicky Otero, Kostume, Nadine Zlotogora, Vero Ivaldi y Mariana Dappiano fueron los encargados de contar cómo se vestían las señoras de la época…pasando por los años locos, los años setenta hasta la vuelta a la democracia.

Cada uno reflejó una época determinada. Eso sí, mención especial merece la música, a cargo del maestro Alejandro Terán y su orquesta Hypnofon, que acompañó cada momento histórico.

Allá por el 1900 – Belle Epoque (1910):

Las damas se vestían con trajes con silueta de talla alta y el uso de joyas era muy característico de la época. La diseñadora Laura Velenzuela le dio vida a esa década a través de los vestidos largos y el uso de ajustadísimos corsés para estrechar la figura. Las peinetas y el abanico eran infaltables en el look femenino.

Los Años Locos (1920):
Década de cambios sociales y culturales muy fuertes. Aparece en escena Coco Channel y modifica la silueta femenina. La diseñadora Cecilia Gadea se encargó de reflejar esa década. “Trabajé el vestuario a partir de la inspiración que me despertó la arquitectura de Buenos Aires de esa época”, cuenta la diseñadora, y agrega “Hay mucho Art Decó, líneas rectas, planos escalonados, siempre respetando el corte recto y los vestidos ceñidos a las caderas”.

Los Carnavales de Mayo (1925):
Se destacan la fantasía y el atrevimiento. Llega el corso a la Avenida de Mayo, las lentejuelas y las plumas…. La diseñadora Mónica Socolovsky recreó estos años.
¿Qué significo este evento para mi estos años?, una inserción definitiva en lo que es la moda de Buenos Aires, trabajando en las épocas me dio a mi la posibilidad de desarrollar las fantasías en su máxima expresión. Estuve tres meses para armar esta propuesta”, dice la diseñadora.

Irigoyen. El primer Gobierno popular (1930) (Marcelo Senra):
En esta etapa las modelos se volvieron más refinadas y rescatadas, al estilo de los vestidos lánguidos de Hollywood, con mucho satén, seda y plisados.

La crisis del 30. Esta década estuvo a cargo de la diseñadora Vicky Otero y se caracterizó por destacar los trajecitos, las polleras tubo, el saco militar y los guantes de cuero negro.

La segunda guerra mundial provoca cambios, las mujeres ocupan puestos masculinos y la moda se adapta. Las faldas se acortan, las medias de seda escasean y la silueta marca las caderas ceñidas. Aparecen las chicas de calendario. En las pantallas de cine reinan las divas de sensualidad fatal y el terremoto de San Juan (1944) gestará un encuentro histórico.

La década de Eva Perón (1950)
El New Look es sinónimo de Dior, las mujeres recobran su rol femenino, Evita es el personaje icono en la historia nacional, en ella se aprecia la transformación de la moda y la sobriedad será su marca registrada, para concluir en una imagen lánguida y trágica. El mismo Dior comentó alguna vez que la única reina que había conocido era Eva Perón. La televisión, el rock y el jean protagonizan la década del 50.-

En este caso, el diseñador Pablo Ramírez se hizo cargo de la década del cincuenta. “Mi pasada girará en torno a Evita, un mix entre el icono de la ex presidenta y el New look”, destacó el modisto en diálogo con el diario argentino Infobae.com.

Arte Pop (1960)
Con los años 60 llegan el Pop art y el plástico. El Instituto Di tella es el símbolo de la innovación en el arte, se imponen la minifalda y los motivos geométricos. Los hombres se atreven a los materiales de punto, con cierres, prendas anatómicas y simétricas.

Kostüme, la firma de Emiliano Blanco y Camila Milessi, hizo una interpretación de la década del 60, el arte pop y el Instituto Di Tella. “Es un desafío y un honor haber sido seleccionados entre los mejores diseñadores argentinos para representar la historia de nuestra moda”, señalaron los creadores de la marca.

Hippies (Nadine Zlotogora) (1970)

Como respuesta a la guerra de Vietnán surgen movimientos juveniles y antibelicos que se expresan a través de la música. Los tejidos artesanales tienen un toque étnico, con el pelo largo, las camisolas y los pantalones Oxford se consolida una imagen unisex. Esta tendencia se refleja en nuestro país en bandas musicales como Almendra y Los Gatos. La buena confección y el buen gusto tienen a Gino Bogan como exponente. Y desde la década aparece el movimiento punk.

La Dictadura Militar 1976 – 1983

Vuelta de la Democracia (1983)–(Vero Ivaldi)

La televisión en colores y la moda disco ya hicieron su aparición. Los diseñadores no venden sólo indumentaria sino una forma de vida. El movimiento Nueva Era es una novedad que se instala como tendencia. Entre las oficinistas se fomenta el estilo empresario. Se instala la democracia y asume Raúl Alfonsin. La posterior crisis política y social se ve reflejada en la indumentaria que muestra la mezcla de rubros, se acentúan las hombreras y las asimetrías.

– Paracultural (1987) (Mariana Dappiano)

En Argentina el diseño propone nuevos conceptos, y los lugares de encuentro en la ciudad de Buenos Aires Paracultural, Olivia y Segmento. El traje y el cuerpo son tomados como objeto de expresión artística. Las bienales de arte joven y las carreras de diseño abren el camino y consagran a nuevos diseñadores. –

El jardín de las delicias (Araceli Pourcel)

La digitalización, el avance en los estudios genéticos, el diseño y los materiales de alta tecnología caracterizan el final de siglo. Las mujeres fortalecen las posiciones alcanzadas en los años 80. El tipo de cambio facilita los viajes al exterior y la ciudad de Miami es el destino elegido para el consumo. Todo es excesivo, continúan las hombreras y el pelo luce un jopo. Al final de la década se produce una reacción con el exceso y se impone el minimalismo.

Comienzo del Siglo XXI – Año 2000 (Hermanos Estebecorena)

Se produce una crisis financiera. El movimiento ecológico hace sentir su voz y se traduce en la fabricación de pieles de imitación de prendas orgánicas. En nuestro país estalla una nueva crisis política, económica y social que dejará sus marcas en toda la sociedad. La reconstrucción no será fácil. En el diseño de indumentaria se aprecia una señal y una voluntad de recuperación: el diseño de autor, la recuperación de lo artesanal, la compra costumizada y el reciclaje de prendas son las formas de abordar un mundo lleno de incertidumbres a partir del 2001 las prendas tendrán un carácter nacional con el sello de nuestra idiosincrasia.

Pasada de todas las Colecciones con el fondo del Himno Nacional Argentino (2010)

Con fin Solidario!!

Pasado de Moda 1810-2010 tendrá un fin solidario.

Los diseñadores que participaron de la iniciativa crearon remeras con motivos exclusivos. El dinero recaudado con su comercialización, será donado a la Red Solidaria de Juan Carr. Las remeras ya pueden adquirirse en el Paseo Alcorta, a un valor de 130 pesos. Dicho monto también permitirá comprar alimentos a repartir entre las 52 organizaciones comunitarias de Capital Federal vinculadas con la Fundación Banco de Alimentos, además de aquellas instituciones vinculadas a la Red Solidaria. Gracias a esta iniciativa, la venta de cada remera permitirá alimentar a un chico por mes.

Créditos: Fotos: Agencia EFE – Bicentenario

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Karina Longo

Noticias y entrevistas de América Latina

Recibe nuestras noticias en tu correo

Karina Longo

Noticias y entrevistas de América Latina

Lo más leído