La Junta de Andalucía exige a Endesa revisar las facturas de la luz y acelerar su devolución

(PD).- La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa ha resuelto imponer a Endesa Distribución la obligación de refacturar de oficio todos los recibos con parte o todo el periodo correspondiente a consumo estimado en 2008 y que se haya regularizado con lectura real en 2009 para la totalidad de los usuarios de energía eléctrica dentro de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Ante las denuncias de los consumidores y la información aparecida en los medios, Endesa ya decidió a finales de enero suprimir este polémico sistema de facturación.

Según la resolución, esta regularización se aplicará tanto al término de energía como al recargo por exceso de consumo. Además, la devolución que corresponda tendrá que realizarse en la primera factura ordinaria que se realice a partir del 16 de marzo de 2009 en la que deberá desglosarse por conceptos la cantidad regularizada, indicando que se realiza en aplicación de esta resolución.

En este marco, Endesa deberá presentar ante la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa quincenalmente la relación acumulada de las liquidaciones realizadas en Andalucía y por provincias, para comprobar el cumplimiento de la resolución. En este informe se indicará el número de usuarios refactrados y la devolución agregada para el total de usuarios refacturados para cada tarifa.

Así, el expediente de Innovación reconoce, tras analizar las facturas y las distintas alegaciones presentadas, que existe «un perjuicio económico» para los consumidores ya que el método aplicado por Endesa supone facturar consumos realizados en 2008 con la tarifa correspondiente a 2009, más elevada.

Millones de recibos emitidos

Facua-Consumidores en Acción, que ya ha realizado otras denuncias al respecto, ha alertado hoy de que millones de recibos de la luz emitidos en febrero facturan de forma irregular la energía consumida a finales de 2008, ya que aplican las nuevas tarifas, más caras, vigentes desde comienzos de este año.

En concreto, la organización revela que las facturas de este mes, en las que se ha realizado la lectura real de los contadores, incluyen tanto la energía consumida durante los días de febrero y enero, como la correspondiente a parte de diciembre y enero que no había sido computada por las eléctricas al haber efectuado entonces estimaciones de consumo por debajo del real y que ahora cobra con las nuevas tarifas, hasta un 5,6% más elevadas que entonces.

Ante esta situación, sobre la que la CNE ha abierto un expediente, FACUA exige que se imponga a las eléctricas la devolución automática de las cantidades millonarias cobradas de más a los usuarios, sin que éstos tengan que presentar reclamaciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído