Los eurodiputados españoles cobrarán 4.500 euros más que hasta ahora al mes

Los eurodiputados españoles cobrarán 4.500 euros más que hasta ahora al mes

(PD).- Resulta algo tópico hablar de los sueldos de los eurodiputados, pero la realidad es que es un asunto que crispa a más de uno. Los que sean elegidos en estas elecciones europeas unificarán sus salarios a partir de la próxima legislatura, con la entrada en vigor de un nuevo Estatuto que regulará su labor. En consecuencia, los españoles cobrarán unos 4.500 euros más que hasta ahora.

Hasta ahora, los políticos con un sillón en el Parlamento europeo cobraban lo mismo que los parlamentarios del país del que procedían (unos 3.100 euros mensuales brutos en el caso de los españoles). Con la unificación de criterios, todos pasarán a cobrar un sueldo fijo de unos 7.550 euros brutos, a los que se deben añadir dietas, viajes y el pago de otros conceptos, que llevarán a los políticos a sobrepasar los 13.000 euros.
Desglose de los gastos

Fuentes de la Eurocámara precisaron a elmundo.es que, al margen del salario por el trabajo realizado (7.550 euros), los eurodiputados incurren en gastos durante su trabajo y estos tienen que ser reembolsados.

Por ejemplo, los políticos de España necesitan volar tres veces al mes a Bruselas y una vez al mes a Estrasburgo. El coste exacto de sus billetes de avión les será devuelto, según regula la nueva norma del Diputado Europeo.

Además, tienen gastos por alojamiento y manutención en las citadas ciudades, para ello reciben diariamente 298 euros.

Para sus empleados, llamados asistentes, disponen de un presupuesto de 17.000 euros mensuales, que será gestionado directamente por los servicios del Parlamento. «Ningún eurodiputado ve ese dinero. Sólo, pueden decidir quién quiere que trabaje para ellos, para qué trabajo lo necesitan y qué cantidad se les asigna», aseguran.

Finalmente, están las dietas generales de 4.000 euros mensuales, para cubrir el coste de oficina que los diputados tienen en sus Estados miembros, como los periódicos, las suscripciones a revistas, llamadas de teléfono, Internet, ordenador y trabajo relacionado con su circunscripción electoral.
Objetivo: Igualar los sueldos

Desde el PE defienden que la nueva regulación, aunque en el caso de los españoles pueda sorprender, es necesaria para equiparar los salarios. A saber, mientras los españoles ingresaban netos al año (sin dietas) unos 40.800 euros, los italianos recibían 134.000 -y eso que son los que menos acuden a las sesiones-, y los austriacos, 110.6000, según publicó expansión.com.

Una de las novedades que introduce es que las dietas fijas de viaje serán sustituidas por el pago de los gastos reales contraídos.

Únicamente los parlamentarios italianos y los ingleses, en parte por la depreciación de la libra, verán descender su sueldo como eurodiputados -búlgaros y húngaros no eran hasta ahora ni mileuristas-.

La UE dice aspirar a aumentar la transparencia, e incluso reducir los gastos de sus parlamentarios con un mayor control sobre las facturas que presentan para justificar gastos. En parte, porque es uno de los mayores lastres en su prestigio, como sucede en gran parte de los Veintisiete.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído