2014 registró altas rentabilidades a costa de las ganancias futuras

¿Debo cambiar de plan de pensiones?

La brusca caída de los tipos de interés en 2014 disparó la rentabilidad de los planes garantizados y de renta fija. Pero en cuanto los tipos vuelvan a subir, el valor de esos planes bajará

¿Debo cambiar de plan de pensiones?
Pensionistas. EFE/Archivo.

Muchos ahorradores saben que es posible traspasar el dinero de un fondo de inversión a otro, u otros, sin coste fiscal alguno porque la tributación de las plusvalías generadas por este ahorro solo se produce cuando se rescata el dinero. Sin embargo, no son tantas las personas que conocen que se puede hacer lo mismo con los planes de pensiones. Y no solo es posible transferir dinero de un plan a otro, sino también desde los planes de pensiones hacia otros productos de ahorro de cada a la jubilación.

En estos momentos es muy importante tener presente esta posibilidad de movilización a tenor de lo que ha sido el comportamiento de los planes de pensiones en 2014, no porque haya sido malo, sino todo lo contrario.

De acuerdo con los datos de Inverco, la patronal de las instituciones de inversión colectiva, la rentabilidad media de los planes de pensiones de renta fija a corto el año pasado fue del 1,37%, no muy alta, la verdad, pero si se tiene en cuenta que el índice de precios de consumo cayó el 1%, la rentabilidad real (descontada la inflación) fue del 2,37%, lo que ya no está nada mal. A su vez, los planes de renta fija a largo plazo tuvieron una rentabilidad del 8,93%, los de renta fija mixta del 3,61%, los de renta variable mixta del 4,77% y los de renta variable del 7,63%, en todos los casos sin tener en cuenta el impacto de la caída de la inflación. Pero las estrellas indiscutibles del año fueron los fondos garantizados, cuya rentabilidad media llegó, ni más ni menos, que hasta el 11,37%.

Pues bien, este excelente comportamiento de los planes garantizados, que invierten en renta fija, y de los de renta fija en sus diversas modalidades se produjo a costa de las rentabilidades futuras de estos mismos planes. ¿Por qué? Porque esas ganancias se debieron a la subida de los precios de la deuda, tanto pública como privada, derivada de las políticas de apoyo de los bancos centrales que ha provocado una caída brusca de los tipos de interés hasta niveles mínimos.

El precio del dinero, sin embargo, no se va a mantener siempre en esos niveles. Por el contrario, cabe esperar que, con el tiempo, la situación se normalice y los tipos de interés vuelvan al entorno del 2%-3% a corto plazo, frente a los niveles actuales próximos al 0%, y al del 4%-5% a medio y largo plazo. Cuando esto se produzca, el precio de la deuda caerá debido a ello. De esta forma, lo que ayer fueron ganancias en el valor liquidativo de los planes de pensiones mañana serán perdidas que reducirán su valoración, salvo en el caso de los garantizados en los que la cantidad de dinero garantizada siempre se mantiene constante.

De acuerdo también con los datos de Inverco, a cierre de 2014 el 57% del patrimonio de los planes de pensiones se concentraba en los garantizados y los de renta fija a corto y renta fija a largo plazo. En consecuencia, más de la mitad del dinero invertido en estos instrumentos de ahorro para la jubilación se encuentra expuesto a esas posibles pérdidas futuras de valor en cuanto empiecen a subir los tipos de interés. De ahí surge la necesidad de considerar la posibilidad de un cambio de plan de pensiones, que permita, al menos, conservar las ganancias acumuladas hasta la fecha.

economiadelavida@periodistadigital.com

Te puede interesar

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído