TERRORISMO ISLAMICO

El ataque a dos petroleros japoneses en el Estrecho de Ormuz dispara el precio del crudo

El ataque a dos petroleros japoneses en el Estrecho de Ormuz dispara el precio del crudo
Uno de los dos petroleros japoneses atacados por islamistas en el Estrecho de Ormuz PD

Están ahí los fanáticos y no paran, entre otras razones porque les cuidan, tapan, respaldan a escondidas y financian los corruptos emires petroleros de la zona, convencidos de que ahí se garantizan la inmunidad.

Dos petroleros con carga japonesa han sido atacados este 13 de junio de 2019 cerca del estrecho de Ormuz por razones aún desconocidas, según fuentes oficiales japonesas. Sus nombres son Frente Altair y Kokuka Courageous.

El precio del barril Brent se ha disparado la mañana de este jueves y ha subido más de un 4%. Se trata de un lugar de tal importancia geoestratégica y económica que cualquier crisis puede sacudir la economía mundial.

Los detalles de los hechos son confusos

Uno de los barcos quedó afectado por las llamas tras una explosión, a la deriva. Los petroleros tenían una tripulación de 23 y 21 personas, respectivamente.

Sus tripulantes fueron evacuados sanos y salvos por un buque de salvamento iraní a la zona de Jask, en Hormozgan, una provincia persa meridional, según informó la agencia oficial IRNA. La 5ª Flota Americana con sede en Baréin informó de que sus efectivos también estaban prestando asistencia marítima.

El ministro de Economía, Comercio e Industria japonés, Hiroshige Seko, confirmó que la carga era japonesa y dijo que están reuniendo información. Agregó en la televisión pública nipona NHK:“He dado las órdenes necesarias para que sigan recogiendo información de forma integral y que se alerte a los implicados”.

Aumentan las tensiones justo en una misión de distensión

El ataque tuvo lugar durante el viaje oficial a Teherán del primer ministro japonés, Shinzo Abe, que en las últimas horas se ha reunido con las más altas autoridades iraníes para aliviar las tensiones entre el régimen de los ayatolás y el bloque occidental.Rohaní, presidente iraní, aseguró ayer que su país no pretende iniciar una guerra con EE.UU.. Abe le instó a adoptar “un papel constructivo” para evitar “un choque accidental” en Oriente Medio.

El miércoles, tras sus conversaciones con el presidente iraní, Hassan Rouhani, Abe advirtió que se debía evitar cualquier “conflicto accidental” en esa zona pues podría desatar un conflicto en medio de las tensiones entre Estados Unidos e Irán. Horas antes, los rebeldes hutíes de Yemen, respaldados por Irán, habían atacado un aeropuerto en Arabia Saudí, aliado de EE.UU., hiriendo a 26 personas.

La actual guerra civil de Yemen es una manifestación más del conflicto regional entre Irán y Arabia Saudí. Por el estrecho de Ormuz, entre las costas de Irán y de Omán, pasa un tercio del tráfico mundial de petróleo mundial. Es una zona donde aflora la tensión periódicamente entre los dos grandes gigantes regionales, Irán y Arabia Saudí.

Cui Prodest

Los investigadores siempre se preguntan a quién beneficia el delito para conjeturar un sospechoso. Aunque la tensión en el golfo pérsico ha subido en los últimos años, dista mucho de la vivida en los años ochenta. Entonces durante la guerra Irán-Irak, ambos países atacaron petroleros que circulaban por el estrecho.  La marina de EE.UU. tomó cartas en el asunto, asegurando una escolta de los petroleros por la región.

Según Julian Lee, el analista de Bloomberg, si la tensión aumentara en la región sería esperable que las flotas americanas y las de sus aliados se estacionaran en la región para asegurar el tráfico comercial y con ello, aumentaran los gastos militares asociados.

Te puede interesar

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido