La Reserva Federal alivia la ansiedad en Wall Street

La Reserva Federal alivia la ansiedad en Wall Street
Al cierre el índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq perdió el 1,24% (-28,52 unidades) y se instaló en 2.277,17 enteros. EFE/Archivo

La Reserva Federal alivió hoy un tanto la ansiedad de los inversores de Wall Street al dar muestras de que está dispuesta a adoptar medidas que estimulen el crecimiento, aunque no evitó que la sesión bursátil cerrara con pérdidas.

En el comunicado emitido al final de la reunión del Comité del Mercado Abierto de la Reserva se explicó que la entidad reinvertirá los ingresos procedentes del vencimiento de deuda hipotecaria en bonos del Tesoro a más largo plazo, para ayudar a la recuperación de la economía.

Se considera que la medida podría apuntar a nuevas adquisiciones de obligaciones del Tesoro o de títulos respaldados por hipotecas, con el fin de mantener un alto nivel de liquidez en los mercados y tipos de interés bajos, y refleja también la preocupación de la entidad por el ritmo de recuperación de la economía.

Se esperaba que la evaluación de la Reserva de la marcha de la actividad en este país tendría un tono más apagado que en reuniones previas, teniendo en cuenta lo que reflejaron algunos datos recientes.

La entidad que preside Ben Bernanke respondió a esas expectativas, al señalar que «el ritmo de recuperación de la producción y del empleo se ha ralentizado en meses recientes».

Agregó que el gasto de los hogares, algo de lo que depende en gran medida el avance de la economía, ha aumentado de forma gradual, «pero sigue constreñido por un elevado desempleo, un modesto crecimiento de los ingresos, una valoración de la vivienda más baja y un crédito ajustado», y añadió que el nivel de construcción de inmuebles sigue muy contenido.

La Reserva apuntó que el ritmo de recuperación de la economía estadounidense «probablemente será más modesto en el corto plazo de lo que se preveía» y mantuvo los tipos de interés entre el 0% y el 0,25%, tal y como se esperaba, al tiempo que reiteró que probablemente seguirán en niveles muy bajos por un periodo prolongado.

Con ese panorama de fondo, los principales indicadores bursátiles lograron recuperar en las dos últimas horas de negociaciones algo del terreno que perdían durante el día, aunque no lograron revertir la corriente bajista.

El Dow Jones de Industriales perdió el 0,51% al cierre (54,50 puntos) y finalizó en 10.644,25 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 bajó el 0,6% (-6,73 enteros) y concluyó en 1.121,06 puntos.

El índice compuesto del mercado tecnológico Nasdaq perdió el 1,24% (-28,52 unidades) y se instaló en 2.277,17 enteros.

Los sectores tecnológico (-1,4%), de equipamiento (-1,19%), de materias primas (-1,15%) y de energía (1,02%) se anotaron los descensos más agudos, en tanto que el de compañías vinculadas a la atención sanitaria (0,32%) tuvo una sesión más favorable que el resto.

Intel (-4,02%) se situó a la cabeza de las empresas incluidas en el Dow que registraron perdidas, entre expectativas de algunos analistas de una menor demanda de computadores personales a corto plazo.

Alcoa (-2,66%), Travelers (-2,39%), Microsoft (-2,11%) y Bank of America (-2,01%) tuvieron también descensos más agudos que otros componentes de ese índice que cerraron en negativo.

Otras nueve de las treinta empresas que conforman el Dow tuvieron en cambio una jornada positiva y los mayores avances los lograron las farmacéuticas Merck (1,16%) y Pfizer (0,91%), a las que siguieron American Express (0,78%), Procter & Gamble (0,66%) y las telefónicas AT&T (0,56%) y Verizon (0,54%), entre otras.

También se conoció este martes que la productividad en EE.UU. bajó el 0,9% en el segundo trimestre de este año, frente al ligero aumento que se preveía, y que las existencias de los mayoristas subieron el 0,1% en junio, menos de lo esperado.

Al tiempo, se constató que las importaciones en China crecieron en julio a menor ritmo que en junio, lo que afectó también al ánimo comprador en Wall Street.

El barril de crudo de Texas se depreció el 1,5% y cerró a 80,25 dólares, al tiempo que el dólar avanzó frente al euro, que se cambiaba a 1,3184 dólares, y la deuda pública de EE.UU. a 10 años subía de precio, para ofrecer una rentabilidad del 2,76%.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído