El youtuber finlandés Tuomas Katainen

El propietario de este Tesla se niega a gastar 20.000 euros en repararlo y lo vuela en pedazos con dinamita

Bastaba cambiarle la batería, pero optó por volarlo con una figura del mismísimo Elon Musk en su interior

El propietario de este Tesla se niega a gastar 20.000 euros en repararlo y lo vuela en pedazos con dinamita
Tuomas Katainen y su Tesla. PD

Hay gente para todo y gilipollas de todos los colores, como acaba de dejar patente el youtuber finlandés Tuomas Katainen.

El canal Pommijätkät publicó el pasado 19 de diciembre de 2021 un video con un guion tan costoso como extravagante, en el que hacen explotar un Model S de Tesla del año 2013 con 30 kilos de dinamita.

«Cuando compré este Tesla, los primeros 1.500 kilómetros los recorrí sin problema. Era un auto excelente. Luego, se le encendieron los testigos del tablero», contó el dueño del vehículo, Tuomas Katainen, quien decidió entonces llevarlo al servicio técnico.

«Durante casi un mes, el automóvil permaneció en el taller y finalmente me llamaron para decirme que no podían hacer nada. La única opción era cambiarle la batería», explicó el hombre, agregando que la pieza nueva le iba a costar al menos 20.000 euros.

En vez de gastar esa gran cantidad de dinero en reparar un carro que le había servido durante ocho años, Katainen prefirió montar un ‘show’ y hacer explosionar el Model S con una figura que representaba al mismísimo Elon Musk en su interior.

En la grabación, un monigote con la cara del director de la automotriz estadounidense es arrojado desde un helicóptero y recogido por el equipo del canal.

«Bueno, ayer nos llamó Elon Musk y nos dijo que de verdad le encantaría dar una vuelta en este Tesla», bromea uno de los miembros del equipo.

Después de acomodar al ‘doble’ de Musk dentro el carro y prepararlo todo para el impactante final, el equipo se esconde detrás de una instalación protectora y detona la dinamita con la que está cargado el auto.

El video muestra la explosión desde varios puntos de vista, así como en cámara lenta. Tras el estallido, el equipo recoge las partes carbonizadas del coche y las apila en un montón.

«No queda nada. Absolutamente nada», recalcó el dueño del vehículo. «¡Nunca he disfrutado tanto del Tesla! Además, tal vez soy la primera persona del mundo que ha hecho explotar un Tesla. Así que, probablemente, haya hecho algo de historia».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído