El supermercado es el formato elegido por consumidores para su compra habitual por la proximidad y calidad

El supermercado es el formato elegido por los consumidores para realizar su compra habitual por la proximidad, la calidad y el precio, según se desprende de la ‘Encuesta anual de consumo 2016’, que realiza la Mesa de Participación, grupo de trabajo constituido por Ceaccu, FUCI, CECU, UNAE y UCA/CAUCE y Mercadona.

En concreto, la calidad, el precio y la cercanía son los tres factores que mayoritariamente tienen en cuenta los consumidores encuestados a la hora de decidir su lugar de compra. De esta forma, el 20% apuesta por la calidad, el 18% por el precio y el 17% la cercanía, lo que ratifica que el consumidor quiere adquirir productos con una relación calidad precio aceptable, lo más cerca de su domicilio posible.

De esta forma, el 71% de los consumidores reconocen que, a la hora de seleccionar un producto de alimentación, su elección se basa principalmente en la calidad del producto, seguida del precio, mientras que el 50% eligen los productos de alimentación en función de su calidad y el 21% por el precio. Por sexos, aún manteniéndose como primer factor de elección, la calidad influye más en las decisiones de las mujeres (54%) que en las de los hombres (45%).

Los españoles señalan que el supermercado es su lugar habitual para hacer la compra, ya que allí suelen adquirir la carne, la fruta, los productos de perfumería, el pescado fresco y congelado, los lácteos, el pan, la bollería, la verdura, y productos de limpieza del hogar y de higiene personal.

LA COMPRA ‘ONLINE’ GANA SEGUIDORES

El informe subraya respecto a las tecnologías, que los jóvenes de ámbito urbano son los que más al día están. Sin embargo, hay un gran porcentaje de consumidores (51%) que aseguran que no le interesa ninguna aplicación para el teléfono móvil que le facilite la compra o le proporcione ofertas y promociones en alimentación.

La compra por Internet gana seguidores y mejora su percepción aunque solo el 57% de los encuestados la valora positivamente y sólo el 15% dice que la utiliza o la utilizará. Solo un 23% la valora de forma negativa, lo que puede ser un indicador de que la tendencia y el futuro de la venta ‘online’ de alimentos seguirá creciendo al ritmo que marque la demografía y las nuevas generaciones accedan a hacer la compra.

Además, el 55% de los consumidores considera que haciendo la compra por Internet los productos son seguros y de calidad, mientras que un 40% dice que no.

De esta forma, el estudio remarca que el consumidor prefiere seguir haciendo la compra de manera presencial y así poder ver el producto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído