Rodrigo Rato insiste en que conste que devolvió a Bankia todo el dinero

Los caraduras en las ‘tarjetas black’ sólo han devuelto el 11% de los 15 millones gastados

Entre los 66 imputados despilfarraron 15,25 millones de euros con sus tarjetas opacas desde 1999 a 2012

Los caraduras en las 'tarjetas black' sólo han devuelto el 11% de los 15 millones gastados

Únicamente 11 de los 66 acusados de su uso han reembolsado la totalidad o parte del dinero y Miguel Blesa no ha pagado nada de los más de 436.000 euros cargados a su tarjeta opaca

Despilfarraron 15,25 millones de euros con sus tarjetas opacas desde 1999 a 2012, sin embargo, los 66 imputados en el caso de las visas black sólo han devuelto 1,7 millones de euros, el 11 por ciento del dinero cargado a la antigua Caja Madrid y Bankia.

De los acusados en la instrucción, sólo diez de ellos han reintegrado la totalidad de los gastos que hicieron con sus visas y cuatro han reingresado parte de la cuantía. El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, es uno de los altos cargos de la entidad que ha devuelto casi la totalidad del dinero que utilizó para pagar hoteles, restaurantes, viajes o copas.

El exbanquero cargó a su visa 99.054 euros de los que ya ha depositado 98.837, según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción. El fiscal no aplica un atenuante por la devolución, sino que considera responsable a Rato de los 2,69 millones de euros que directivos y consejeros gastaron con sus tarjetas bajo su mandato como presidente de la entidad.

El Ministerio Público pide cuatro años y seis meses de cárcel para el exdirector gerente del FMI, mientras que para su antecesor en el cargo, Miguel Blesa, solicita seis años de prisión. Éste, por su parte, no ha devuelto nada de los 436.688 euros de los que dispuso en los trece años que estuvo al frente de Caja Madrid.

Entre el resto de directivos y consejeros imputados que sí han ingresado la totalidad del dinero está el gestor de las propias black, Ildefonso José Sánchez Barcoj, encargado, a través de su secretaria, de emitir y cancelar tarjetas, según el Ministerio Público.

Barcoj, para el que el fiscal pide dos años de prisión, gastó 575.071 euros entre 2003 y 2012, importe totalmente reembolsado.

El exconsejero de Bankia, José Manuel Fernández Norniella, para el que Anticorrupción pide tres años de cárcel, también ha devuelto la totalidad del dinero gastado (185.600 euros), junto con Matías Amat Roca (431.067 euros), Miguel Corsini Frese (46.936 euros), el consejero de OHL, Javier López Madrid (34.807 euros), Luis Blasco Bosqued (51.689 euros), Juan Emilio Iranzo Martín (46.848 euros), Jorge Rábago Juan-Aracil (8.366 euros) y, por último, Luis Gabarda Durán (139.707 euros). Entre los imputados que sólo han devuelto parte del dinero destaca el exjefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, quién gastó con su tarjeta 235.818 euros entre 2003 y 2011 y de los que únicamente ha reingresado 11.953 euros.

Del mismo modo, el ministro de Relaciones con la Cortes durante el Gobierno de Felipe González y exvicepresidente de Caja Madrid, Virgilio Zapatero, ha devuelto 27.963 euros de los 35.988 euros cargados a su visa.

El que fue en su día el rey del catering y ya expresidente de la CEIM, Arturo Fernández, ha devuelto casi la totalidad del dinero; 37.326 euros de los 38.776 gastados, mientras que el exsecretario general de Caja Madrid, Ignacio de Navasqüés, sólo ha pagado 50.000 euros de los 194.886 que disfrutó.

Bankia, reseña en su escrito de acusación que, pese al desembolso realizado por varios de los altos cargos imputados, el Juzgado no ha entregado el dinero a la entidad.
Los deudores

Entre los 52 acusados que no han pagado nada del dinero cargado a sus tarjetas, está Gerardo Díaz Ferrán, copropietario del Grupo Marsans que actualmente cumple condena por el desmantelamiento de la compañía. El empresario, que llegó a ser presidente de la CEOE, gastó 93.900 euros entre 2005 y 2009.

Otro de los imputados en este caso y además, también en el caso Gürtel es Ricardo Romero de Tejada, que llegó a ser alcalde de la localidad madrileña de Majadahonda entre 1989 y 2001.

El político del PP se gastó 212.216 euros durante su paso por la entidad, mientras que el socialista Ramón Espinar Gallego, padre del actual diputado de la Asamblea de Madrid por Podemos y también senador, Ramón Espinar, cargó a su visa 178.399 euros de los que aún no ha devuelto nada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido