El juez imputa un delito de cohecho al empresario Eduardo Ferrer en el marco de la ‘Operación Jable’

El juez del Juzgado de Instrucción Número 5 de Arrecife (Lanzarote), César Romero Pamparacuatro, imputó este martes un delito de cohecho al empresario Eduardo Ferrer, de la empresa Tecnosound, en el marco de la ‘Operación Jable’.

Tras tomarle declaración, el juez le dejó en libertad sin fianza y con la obligación de comparecer ante el juzgado los días 1 y 5 de cada mes, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La ‘Operación Jable’, sobre cobro de comisiones ilegales a empresarios de Lanzarote para conseguir la adjudicación de contratos para las obras y servicios que se realizaban en la isla, comenzó el lunes, 19 de abril, y la está desarrollando la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, permitiendo «poner al descubierto un complejo e importante entramado» de corrupción, asentado en «varias» instituciones de la isla de Lanzarote, según informó la Benemérita.

En dicha Operación, este martes han continuado las detenciones y ya alcanzan hasta los 24 arrestados, entre los que se encuentran desde consejeros actuales del Cabildo de Lanzarote, como María José Docal, hasta empresarios. Las detenciones se han realizado tanto en Lanzarote, como en Gran Canaria, Madrid y Almería.

Además, en el marco de la ‘Operación Jable’ también se encuentra implicado otro andaluz, el directivo del grupo Hoteles Playas, Gonzalo Gil Acosta. Tanto Rosell como Gil Acosta están siendo representados por el bufete de abogados Garrigues.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído