Metal en la copa

No es el profesor Franz de Copenhague, que recordarán los que leían el viejo TBO que dio nombre a las revistas de historietas en nuestro país, pero se le parece mucho. Un huevo de metal, el superhuevo antiestrés, que luego se ha hecho en multitud de colores utilizando piedras preciosas y semipreciosas, es uno de los inventos que hicieron famoso a Piet Hein, científico, matemático, inventor y autor, que dio en nacer el 16 de diciembre de 1905 en Copenhague, Dinamarca, muriendo el 15 de abril de 1996, hace poco más de diez años.

La empresa con el nombre de este inventor, Piet Hein, dispone de multitud de productos de diseño, artísticos y funcionales, que podrán conocer mejor si visitan esta página. Hoy, en medio del verano, les quería llamar la atención sobre el huevo de metal, elaborado en acero inoxidable pulido, que fabrican para enfriar las bebidas sin que se vayan licuando por la disolución del hielo en el líquido. Basta con mantener el huevo un par de horas en el congelador y disfrutará de una bebida fresca pero no aguda, ideal para cócteles o bebidas que no queremos que se estropeen con el exceso de agua.

Vale 21,50 €. Más información en el teléfono 91 843 57 31.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído