Carne de Conejo

El conejo corría porque tenía mucha prisa, porque se le hacía tarde, habíamos oido y leído en un maravilloso libro que hay que seguir leyendo de mayores, pero lo que no sabíamos era que su carne tenía beneficios cardiosaludables, que la carne de conejo es magra, posee una baja proporción de grasa y menos contenido en ácidos grasos saturados y colesterol que otras carnes… ¿Correría el conejo para que no se quedaran con su saludable carne?

(Por cierto, y aunque no sale el conejo sino la gallina, yo tengo una canción sobre Alicia que los más mayores conocerán).

Y, perdón por el inciso, es que la obesidad, el colesterol y la hipertensión son algunos de los factores de riesgo que intervienen en el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares que pueden controlarse y prevenirse a través de una alimentación equilibrada.

Los buenos hábitos de vida —entre los que se incluye la alimentación— previenen las enfermedades del corazón. Las pautas alimentarias cardiosaludables incluyen la ingesta de fruta y verdura diaria, cereales integrales, aceite de oliva y productos libres de grasa: aves sin piel ni grasa, carnes magras, pescados…

En su afán por promover hábitos de vida saludables la Fundación Española del Corazón (FEC) y Cogal Sociedad Cooperativa Gallega han firmado un acuerdo de colaboración en el marco del “Programa de Alimentación y Salud de la Fundación Española del Corazón (PASFEC)”, con el fin de difundir los beneficios de la carne de conejo para la salud cardiovascular.

En cuanto a factores de riesgo, la alimentación se considera un factor exógeno o modificable, ya que se puede actuar sobre él para reducir las enfermedades cardiovasculares. Otros factores externos son el tabaco, el alcohol, el colesterol, el sedentarismo y el estrés…

Alimentos como la carne, en ocasiones, se han asociado con ser causantes de un exceso de grasa, colesterol y de ácidos grasos, factores relacionados con la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, existen tipos de carne como la de conejo con elevados valores nutricionales, que la convierten en una carne recomendada para la población en general.

Así, la carne de conejo posee unas ventajas nutricionales sobre otras especies animales, que la convierten en una de las carnes de consumo habitual más recomendables para la dieta de prevención cardiovascular. Veamos cuáles son en boca de los expertos.

“Se trata de una carne magra, con una baja proporción de grasa y con menor contenido en ácidos grasos saturados y colesterol que otras carnes. Asimismo, posee importantes minerales como hierro, zinc y magnesio; tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B, E y posee un contenido en sodio bajo y resulta de fácil digestibilidad”, apunta Belén Castro, experta en nutrición del “Programa PASFEC. Alimentación y Salud”.

Por todo ello, esta puede ser una carne ideal especialmente para algunas personas:

– Personas que presentan índices de colesterol alto, diabetes así como problemas del aparato circulatorio, pues posee un adecuado porcentaje en ácidos grasos insaturados que ayudan a regular los niveles de colesterol.

– Personas con sobrepeso y/o que hacen dieta. Su bajo contenido en grasa y sodio, y alta tasa de hierro (en dietas adelgazantes para prevenir anemias) hace que los expertos la consideren la carne ideal para estas personas, siendo la carne LIGHT por excelencia.

– Personas hipertensas, por su bajo contenido en sodio y alto en potasio

– Personas con ácido úrico elevado, por su bajo nivel en purinas.

– Personas de diferentes edades, mayores y niños. La carne de conejo es la de mayor contenido en proteína y hierro, vitaminas del grupo B y vitamina E, factores importantes para un buen desarrollo de los huesos y músculos.

En conclusión, nos dicen, desde un punto de vista dietético y nutricional, es una carne que adaptada a nuestros días, puede formar parte de una dieta sana y equilibrada. Pues ya saben, a incluirla en su dieta, si comen carne, en vez de otras más grasas.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído