Pequeñas aunque poderosas. Así son las semillas de lino Linwoods

Para empezar, debemos saber que el lino es una de las fuentes más ricas de Omega 3. Y ya que además nuestro cuerpo no es capaz de producir Omega, debemos obtener estos ácidos grasos esenciales a partir de la dieta. Para facilitárnoslo, Linwoods apuesta por la fibra dietética porque ayuda a mantener un tránsito intestinal regular y reduce el colesterol.

Para llevar una vida sana es muy importante incluir en la dieta una amplia gama de ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales y Linwoods nos ayuda a conseguirlo. Sus semillas, bayas y nueces son nutricionalmente muy completas para ayudar a conseguir una dieta equilibrada y un estilo de vida activa y saludable. Con los suplementos nutritivos de Linwoods puede darle a cualquier plato un impulso extra de salud.

En todos los productos de esta compañía, según nos comunican, se seleccionan las semillas, bayas y nueces de la mejor calidad procedentes de todo el mundo y así poder elaborar estos alimentos naturales y nutritivos. Todos los productos se muelen en frío para preservar los ácidos grasos esenciales y todas las propiedades nutricionales de las semillas. De este modo además, se asimilan más rápida y fácilmente por el organismo que si se tratase de semillas enteras.

Una dosis (30 gr) de semillas de lino aporta:
– 7,11 gr de fibra dietética. La fibra dietética insoluble ayuda a la digestión y a regular el organismo.
– 5,82 gr de omega 3, que son ácidos grasos poliinsaturados utilizados por el cuerpo para ayudar a mantener un corazón sano, estimular el desarrollo cerebral y promover un sistema inmunológico fuerte y saludable.
– 17% de la IR (ingesta recomendada) de zinc, que fortalece el sistema inmunológico y ayuda a proteger las células y tejidos.
– 15% de IR de hierro, que es importante para el transporte del oxígeno y la regeneración de los glóbulos rojos en nuestro cuerpo.
– 6% de la IR de calcio, que es esencial para el crecimiento y la formación de hueso nuevo y para mantener la fortaleza y la densidad de los huesos.

La historia de Linwoods comenzó hace 50 años en Irlanda del Norte con una pequeña tienda de barrio propiedad de la familia Woods. Con los años, la compañía creció, incorporando un negocio de panadería y productos lácteos regentado por John, uno de los hijos de la familia Woods. En 1996, John pasó por un periodo en el que estuvo delicado de salud. Fue entonces cuando quedó fascinado al descubrir los beneficios que nos pueden aportar los alimentos. Durante su empeño por mejorar tanto su propia salud como la de sus familiares y amigos, descubrió el gran poder nutricional de las semillas de lino. Se dio cuenta de que era posible ofrecer una alimentación saludable y adecuada a la vez que accesible para todo el mundo. Y es así como nacieron las mezclas de Linwoods.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído