Recetas navideñas tradicionales de otros países para atreverse a cocinar en casa estas navidades 2/2

Seguimos con otras dos recetas tradicionales de Navidad en otros países europeos. Tras haber facilitado ayer las recetas del panettone italiano, los bollos suecos de Santa Lucía y la potica eslovena, seguimos hoy con el fritule croata y el marowiec polaco, recetas igualmente facilitadas por la marca de levaduras y masa madre Levanova, a quien aquí se lo agradecemos. Vamos a ello:

* Fritule (Croacia)
Esta preparación típica de la cocina croata puede recordarnos a los buñuelos. Para prepararla, ponemos en un recipiente 500 gr de harina, 3 cucharadas de azúcar, una pizca de sal, ralladura de limón y naranja, un poco de licor dulce, algunas pasas, dos huevos,un cubito de levadura Levanova de 50 gr, el cual habremos activado previamente con un poco de agua tibia, y mezclamos.

El truco está en ir agregando lentamente más agua hasta lograr una masa suave que se separe de la fuente. Una vez conseguida, la dejaremos reposar en un lugar cálido cubierta con un paño para que fermente, hasta que doble su volumen. Para finalizar, realizaremos bolitas que después de reposar unos 15 a 20 minutos, deberemos freír con aceite a unos 180 ºC, escurrir, y luego espolvorear con azúcar granulado al gusto.

* Makowiec (Polonia)
Se trata de un rollo dulce polaco con semillas de amapola y aunque esta desconocida combinación tiene una forma muy parecida a la de la potica eslovena, sin embargo, aquí la clave es el relleno de amapolas, que no podría sustituirse si seguimos la receta tradicional.

Para la masa, mezclamos 400 gr de harina con 90 de mantequilla, 100 ml de leche, una cucharadita de extracto de vainilla, 2 yemas de huevo, 125 gr de azúcar, unos 10 gr de sal y 20 gr de levadura Levanova, hasta conseguir la masa homogénea que deberemos dejar reposar tapada por, al menos, dos horas.

En cuanto al relleno, en primer lugar, cocemos 250 gr de semillas de amapola durante 30 minutos en abundante agua a fuego medio. Las escurrimos y trituramos hasta formar una pasta. Por otro lado, calentamos 70 gr de mantequilla en una cazuela con 150 gr de azúcar, añadimos 30 gr de miel, 25 gr de nueces picadas, 25 gr de almendras picadas, y 60 gr de naranja y limón confitados, y dejamos cocer 5 minutos.

Una vez se haya enfriado esta mezcla, incorporamos 2 claras batidas a punto de nieve y mezclamos. Estiramos nuestra masa ya levada en forma rectangular, esparcimos nuestro relleno, envolvemos formando un cilindro (parecido a un tronco de Navidad de pastelería), dejamos fermentar otras dos horas, pincelamos con un huevo batido, horneamos unos 30 minutos a 180 ºC y, finalmente una vez frío, espolvoreamos con azúcar glas para disfrutar este maravilloso postre.

De este modo, junto con las tres recetas ayer ofrecidas, se nos presenta una gran propuesta para que podamos experimentar increíbles sabores de otras culturas de la mano de Levanova. ¡Muchas gracias por leernos y feliz año nuevo 2019!

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído