Investigar la muerte de Diana ha costado 13 millones de euros

Investigar la muerte de Diana ha costado 13 millones de euros

Un total de 252 testigos han prestado declaración a lo largo de seis meses en la investigación judicial en torno a la muerte de la princesa Diana de Gales, que se calcula que habrá costado al contribuyente británico 10 millones de libras.

El juez lord Scott Baker, encargado de la investigación, tiene ahora casi dos semanas para estudiar todas las pruebas, antes de presentar su resumen al jurado, según se espera, el próximo 31 de marzo.

Para cuando éste pronuncie su veredicto, la investigación le habrá costado al erario público unos 10 millones de libras, y el egipcio Mohammed Al Fayed, padre de Dodi Al Fayed, habrá gastado también millones en el equipo de abogados que contrató para intentar probar su teoría de que Diana y su hijo, Dodi Al Fayed, fueron víctimas de una conspiración al más alto nivel.
El padre de Dodi ha gastado una gran parte de su fortuna en abogados para demostrar la teoría de la conspiración

El martes, Al Fayed, multimillonario dueño de los almacenes Harrods, de Londres, fracasó en su intento de que la propia Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, declararan en la investigación al rechazar el Tribunal Superior de Londres su petición en ese sentido.

El equipo legal del empresario, que sostiene que la pareja fue víctima de una conspiración urdida por el príncipe Felipe, aseguró en su demanda que el matrimonio real podía aportar datos relevantes al caso.

La princesa Diana y Dodi Al Fayed fallecieron el 31 de agosto de 1997 en un accidente de tráfico cuando huían de los paparazzi, al estrellarse el Mercedes que conducía su chofer contra una columna del parisino puente del Alma.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído