Desde Monica Lewinsky hasta los escándalos del Elíseo francés

Siete infidelidades y otros tantos ataques de cuernos que se convirtieron en ‘problemas’ de Estado

Quien iba a decir que un lío de faldas con ataque de cuernos, bien valiera una corona y si no una corona, un Estado.

A raíz de la publicación del libro Valérie Trierweiler «Gracias por este momento», vuelve a nuestras mentes grandes escándalos amorosos que fueron tratados como asuntos de Estado. Los líos de faldas están mucho más presentes en los palacios presidenciales de lo que se cree.

Pero si nos tenemos que quedar con uno, por la importancia y resonancia internacional que tuvo, escogemos sin duda el affaire del presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, con su secretaria, Monica Lewinsky.

LAS REUNIONES DEL PRESIDENTE Y LA SECRETARIA EN EL DESPACHO OVAL

Las «reuniones» secretas que tuvieron el presidente con su secretaria en el despacho Oval y hasta el vestido subastado con el líquido del amor de Clinton incluido, dieron la vuelta al mundo.

El marido de Hillary, admitió haber tenido una «relación inapropiada» con Lewinsky.

Este escándalo salió a la luz a través de otra secretaria, Linda Tripp, la cual se dedicó a grabar las confesiones de Mónica sobre sus encuentros con el presidente.

El revuelo mediático llevó al abismo a la joven que finalmente logró sobrevivir a la presión mediática. Ella, de la misma forma que Valérie, publicó un libro contando su aventura. Ahora, su pasado ha quedado atrás y trabaja vendiendo los bolsos de su propia firma.

«L’AMOUR» EN EL ELÍSEO FRANCÉS

Gracias a este affaire, el despacho Oval pasó a ser un lugar conocido por el público en general, incluso en alguna película se ha llegado a bromear preguntando dónde fue el sitio exacto del «escándalo Lewinsky».

Pero si hay un sitio por excelencia donde las «hormonas presidenciales» están más alteradas de lo normal es el Elíseo francés. Allí, Nicolás Sarkozy y François Hollande han visto como sus romances quedaban aireados a los cuatro vientos.

El primero, Sarkozy, llegó a la presidencia con su esposa Cécilia; poco tiempo duró su matrimonio ya que a los pocos meses la primera dama protagonizaba una portada en Paris Match junto a Richard Attias.

El divorcio fue inminente y la cantante Carla Bruni fue la siguiente en ocupar el puesto de primera dama. Pero la historia de Cécilia y Sarkozy no terminaba ahí. Ella también ha publicado un libro recientemente donde cuenta que Nicolás le envió un mensaje días antes de casarse con Bruni suplicándola: «Si vuelves, anulo todo».

Las idas y venidas también han sido las protagonistas en las relaciones amorosas de François Hollande.

Un presidente que llegó al Elíseo de la mano de su pareja sentimental -que no esposa- Valérie Trierweiler y con gran revuelo anterior también.

Dos años de calma y tranquilidad que se cortaron de raíz después de la portada de la revista Closer donde se afirmaba que el presidente tenía un idilio con la actriz, Juliet Gayet. Después de esta exclusiva, vendría la tormenta mediática que hoy Valérie ha hecho renacer gracias a la publicación de su libro «gracias por este momento». 

HIJOS SECRETOS POR DOQUIER

Hasta ahora estos «cuernos presidenciales» se habían quedado simplemente en relaciones furtivas pero también ha habido ocasiones en las que estos han ido a más, como al nacimiento de un hijo fuera del matrimonio. De los casos más conocidos está en del actor y gobernador Arnold Schwarzenegger.

El actor de Terminator confesó que había engendrado un hijo con su asistenta del hogar. Una mentira que duró diez años y que le supuso el divorcio. Un matrimonio en el que la fidelidad no era lo más importante, ya que ahora se ha conocido que Arnold también sufrió la infidelidad por parte de su esposa, Maria Shriver.

Pero los escarceos amorosos no son cuestión de políticos sino que también tocan los palacios reales. Alberto de Mónaco tuvo que reconocer a dos hijos nacidos de distintos romances furtivos, mientras estaba soltero. En 1992 nació Jazmin Grace Grimaldi fruto de su relación con Tamara Jean, y en 2003 Alexandre Éric Stéphane tras su intenso affaire con Nicole Valérie Coste. Dos hijos que tendrán en pocos meses nuevos hermanitos.

BLAIR VS MURDOCH, UNA AMISTAD ROTA

Los escándalos amorosos también han golpeado a Reino Unido. A comienzos de este año el multimillonario Rupert Murdoch decidía divorciarse de su esposa, Wendi Deng, una separación que parecía muy normal hasta que el diario The Mail on Sunday desveló que el magnate de la comunicación había presentado los papeles del divorci a su esposa después de conocer la relación que mantenía con Tony Blair, su amigo por entonces.

La prensa británica se revolucionó y Tony Blair no tardó en salir al paso de estas acusaciones dejando en muy mal lugar al que había sido su amigo durante años: «Son delirios de un viejo».

LAS FIESTAS «BUNGA BUNGA» DE BERLUSCONI

Si continuamos con la lista de escándalos y cuernos, uno de los principales representantes es Silvio Berlusconi. El italiano comenzó su carrera dentro del mundo de la política vendiendo una imagen de hombre familiar junto a su primera esposa Veronica Lario.

Algo que quedó completamente resquebrajado cuando salió a la luz las famosas fiestas «bunga bunga» que celebraba el Cavaliere en su mansión de Ancore. Menores de edad, prostitución y desenfreno acabaron en un revuelo mediático.

Muchos ataques de cuernos y escándalos que han acabado ocupando portadas de periódicos pero seguramente muchos otros se habrán quedado en el tintero gracias a que los protagonistas han sabido guardarse muy bien las espaldas y sus chicas han sido más sutiles. ¿O no?

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído