Luján Argüelles sobre su primer hijo: «estoy impaciente, deseando que nazca cuanto antes»

Luján Argüelles sobre su primer hijo: "estoy impaciente, deseando que nazca cuanto antes"
Luján Argüelles espera su primer hijo EUROPA PRESS

En la recta final de su embarazo, Luján Argüelles atraviesa uno de los momentos más felices de su vida. A sus 38 años, embarazada de su primera hija, la presentadora dará a luz el próximo mes de julio. No es una madre primeriza al uso, la presentadora está tranquila y segura, pues ha estado guiada durante todo el embarazo por su hermana Sheila, ginecóloga de profesión, que será quien la atienda en el parto. Lujan espera una niña a la que llamará Miranda. En su octavo mes de embarazo, la presentadora ha prestado su imagen a una conocida marca infantil, marca que ha elegido para la cuna de su pequeña.

CHANCE: ¿Cómo estás?

LUJÁN ARGÜELLES: Bien, a pesar de que en las dos últimas semanas he cogido mucho volumen. No me encuentro peor pero estoy muy dimensionada.

CH: ¿Preocupada por el aumento de peso?

LA: No, debo haber cogido unos diez kilos aproximadamente. El kilo por mes es imposible, estaba muy delgada y los tres primeros meses cogí unos cinco kilos. No estoy dispuesta a hacer dietas de rábano. No quiero volverme loca y coger veinticinco kilos, sería una temeridad tanto para mi salud como para la del bebé pero doce o trece sí, mis amigas los han cogido y luego los han perdido sin problemas a la semana de dar a luz.

CH: ¿Has tenido muchos antojos?

LA: Ninguno, nada, eso al final es más tu cerebro y tu mente.

CH: ¿Te estás cuidando de manera especial?

LA: No, he hecho la misma vida de siempre, nada especial. He seguido dando mis paseos y nadando.

CH: ¿Y tras el embarazo qué tienes pensado?

LA: Tampoco, nada especial.

CH: ¿Tienes ya la habitación puesta?

LA: No, tengo sólo la cunita de Chicco, no me gusta eso de llenar la casa de cosas de bebé con tanta antelación, ya llegará el momento, la habitación de ella la pondremos cuando nos hagamos con la situación y sepamos lo que queremos.

CH: ¿Lo estás buscando todo rosa para la niña o no eres nada clásica en ese sentido?

LA: No, hemos comprado ropa para ella para más adelante, estuvimos fuera y arrasamos en los outlet, compramos ropa de mil colores, hipermoderna, tiene ya un bañador, un vestido de jugar al tenis y demás. El otro día fui a comprar lo de la primera semana y ahí hemos sido muy convencionales porque he ido con mi madre.

CH: ¿Cómo estás llevando la recta final del embarazo?

LA: Bien pero me siento más pesada, tengo más calor y me duele a veces el estómago, en cuanto como algo me siento muy saciada y me entran dolores.

CH: ¿Impaciente?

LA: Claro, cuanto antes mejor, estoy deseando que sea en la semana treinta y ocho, dentro de cuatro semanas, en vez de en la cuarenta y dos para que se desvelen todas las incognitas.

CH: ¿Nerviosa ante el momento del parto?

LA: Nada

CH: Que tu hermana Sheila sea tu ginecóloga te da un plus de seguridad…

LA: Claro, no le gusta que hable de ella porque es muy profesional, discreta y reservada pero es inevitable que lo haga. No estoy nada nerviosa y no es porque sea valiente sino porque mi hermana está ahí detrás conmigo. Cada vez que me pregunta sobre cualquier síntoma, si no lo tengo todavía, al día siguiente lo empiezo a notar. Me va avisando de todo, preguntándome y avisándome lo que va a pasar. Teniéndola a ella lo sabes todo y eso da mucha seguridad y mucha tranquilidad.

CH: ¿Qué planes tienes para después del parto, vas a volver a trabajar pronto?

LA: Sí, a finales de agosto empezaré de nuevo a trabajar, los programas que hago requieren de buen tiempo para hacerse, se graban en verano así que este año será igual.

CH: No te vas a tomar entonces tiempo para estar con tu hija…

LA: Me recuperaré y ya está, hay un montón de madres que no se lo toman y en peores condiciones que yo. Tengo un montón de gente alrededor dispuesta a hacérmelo todo fácil, la gente de televisión es el amor de los amores, se que van a organizar las grabaciones para que yo esté tranquila y bien. La televisión no tiene nada que ver con la radio, son unos ritmos de trabajo muy cómodos.

CH: ¿Vuelves con «Granjero busca esposa»?

LA: Eso tiene que comunicarlo Mediaset

CH: Pensabas también en dar el salto a la interpretación y debutar como actriz de teatro…

LA: Sí, tenía un proyecto muy bonito pero ha sido imposible, eso si que no podía compaginarlo con tener un hijo y he tenido que aparcarlo. Quizá más adelante.

CH: Tienes muchas amigas famosas embarazadas también, ¿Quedáis para hablar de ello y apoyaros?

LA: Sonia, Cris, Raquel, Tania, Leyre y Pilar son amigas mías, estoy al tanto de todo y hablamos entre todas pero intento que no me rallen con males porque hasta ahora todo me ha ido muy bien

CH: ¿El papá cómo está?

LA: Yo le llamo el padre de España, para él este embarazo es lo mejor que le ha pasado en la vida, es muy familiar y muy niñero. Se emociona viendo en casa las cosas que ya tenemos para la niña.

CH: Va a ser «niña de papá» entonces…

LA: Sí, ya me lo ha dicho, con todo su morro, que él la va a consentir y ya la regañaré yo. Va a ser muy niña de papá pero también va a tener una madre muy recta y muy seria.

CH: ¿Tenéis planes de boda?

LA: No, por el momento no nos lo planteamos. Nunca puedes decir que no lo vas a hacer, uno cambia, evoluciona y entiende las cosas de otra manera pero ahora mismo no nos lo planteamos

CH: ¿Algún miedo como madre primeriza?

LA: No, mi madre ha tenido tres hijas y la madre de Carles cuatro, estoy muy bien arropada.

CH: Y viniendo de familia numerosa, ¿vas a tener sólo una?

LA: No lo sé, todavía no lo tengo claro eso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído