"Uno siempre regresa donde se siente a gusto"

Un día de vacaciones con… Paula Echevarría: 1.300 euros por noche y gastronomía de ‘alto standing’ en Menorca

Acompañamos a la influencer en una jornada en su "paraíso" particular junto a Miguel Torres y su hija Daniella

Un día de vacaciones con... Paula Echevarría: 1.300 euros por noche y gastronomía de 'alto standing' en Menorca

Decía su admirado Joaquín Sabina en ‘Peces de ciudad’ que al lugar donde fuiste feliz no debieras tratar de volver, pero Paula Echevarría sabe por experiencia propia que «uno siempre regresa donde se siente a gusto».

Es por ello que, segundos después de recibirme amablemente en el espectacular Hotel Meliá Cala Galdana (Menorca), me comenta que ha escogido la misma habitación que eligió durante su inolvidable estancia en 2017, «eso sí», apostilla, esta vez «sin cojines, ni alfombras, y con algunos cambios por las medidas de seguridad del coronavirus».

Absolutamente concienciada con la situación que vive nuestro país dentro de la pandemia, se sienta en un confortable sofá blanco al tiempo que me invita a hacer lo propio en un sillón ubicado a dos metros de distancia. Luciendo un espectacular vestido rojo de estilo camisero y gafas de sol de su colección de Hawkers, me comenta que está aprovechando sus escapadas estivales para leer y desconectar de las funestas noticias con las que nos bombardean, día tras día, los medios de comunicación. «¿Te sientes segura aquí?», curioseo aludiendo al hotel. «La verdad es que mucho porque todos los espacios son abiertos y muy amplios, así que hay distancia de sobra, hay dispensadores de gel por todas partes y todo está desinfectado y súper protegido», asevera.

«Yo sabía que este verano sería diferente, pero también especial», reconoce, sin retirar la mirada del enorme ventanal que cubre la suite del exclusivo resort en el que está alojada junto a Miguel Torres y su hija Daniella. Yo la escucho atentamente, pero, haciendo honor a la verdad, soy incapaz de dejar de contemplar el luminoso cuarto de 180 metros cuadrados con salón-comedor independiente, amplia terraza, solárium, y jacuzzi en la que me ha citado. «1.364 euros por noche cuesta esta fantasía hecha alojamiento», medito tras haber cotilleado su precio en la página web.

View this post on Instagram

Coral 🐚

A post shared by ᴘᴀᴜʟᴀ ᴇᴄʜᴇᴠᴀʀʀɪᴀ (@pau_eche) on

La influencer prosigue y repasa las anteriores paradas que ha hecho este verano, primero en Asturias, donde se reencontró con su familia tras el duro confinamiento, y después en Marbella, acompañada del exdeportista, a quien en todo momento se refiere como «mi amor». Me menciona su gusto irrefrenable por «los contrastes». «Cada lugar tiene su encanto», replico yo. «Indiscutiblemente», apunta ella, que no duda en invitarme a degustar el tratar de atún del exclusivo restaurante del parador.

«¡Uf!», exclama Miguel, que por vez primera interviene en la conversación para empujarme a probarlo.

Con el estómago lleno, seguimos charlando. Ahora me habla de «los ciclos de la vida» y evoca una frase del escritor y periodista Charles Bowden, en la que puntualiza que «el verano es siempre mejor de lo que podría ser», seguida de una de Sophia Loren que dice: «Prefiero comer pasta y beber vino que ser talla cero». «Disfrutona y vividora», reflexiono, «es de las mías».

También me cuenta que, horas atrás, se ha dado un chapuzón en las aguas color turquesa de la isla con Daniella, cuya relación no hace más que fortalecerse. «Es el mejor regalo que me ha dado la vida», admite; «y ella lo sabe», respondo entonces. «¡Mejor que nadie! Lo tiene muy claro», aclara sumamente convencida. En ese momento, saca el Samsung Galaxy Z Flip de su bolso de Fendi y me muestra la instantánea que Miguel ha tomado a ambas. «¡Qué gustazo!», recapacito yo, que por un instante me había visualizado en esa envidiable cala Galdana, o en cualquiera de las que ofrece la tierra de las ensaimadas (Macarelleta, Turqueta o Presili, entre otras).

«Esto es el paraíso», concluye con una amplia e imborrable sonrisa en el rostro mientras promete que empleará sus próximas horas en «buscar un poco de vitamina D». «Afortunada tú que puedes…», medito. ¡Hasta pronto Paula!

(Este texto está parcialmente ficcionado y literaturizado, de modo que las frases directas atribuidas a los protagonistas están extraídas de fragmentos que ellos mismos han compartido y hecho públicos a través de la Red).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído