El preso que mató a su pareja durante un permiso penitenciario se suicida en su celda

El preso que mató a su pareja durante un permiso penitenciario se suicida en su celda

(PD).- Máximo Couto asesinó a su pareja el pasado 29 de noviembre, cuando disfrutaba de un permiso penitenciario. Después fue en busca de su ex mujer dispuesto a regalarle la misma suerte. Al no encontrarla, descargó su ira hiriendo a un matrimonio vecino. Cuando la policía lo detuvo, aún le quedaron ganas de acuchillar a uno de los agentes que se lo llevaba preso.

Y la rabia, la violencia y la ira de Couto no se apaciguaron. Ayer, en su celda de la prisión de A Lama, se quitó la vida ahorcándose con una sábana.
Couto deja tras su suicidio, la muerte de su novia, a la pareja agredida aún ingresada en el hospital, y la indignación popular ante el hecho de que no se atendiera la alarma del GPS que Couto tenía colocado para evitar el acercamiento a su víctima.

El permiso penitenciario se le había concedido al asesino, regulado por una orden de alejamiento y controlado por un dispositivo de alarma para que no incumpliera esta orden. Nadie, de quienes debían atender las señales del dispositivo, se percató de las alarmas habían saltado y la vida de la mujer de Couto corría peligro.

Fuentes policiales confirmas que Couto ha dejada algunas en su celda, aunque no ha trascendido el contenido de las mismas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído