Un hombre de Oviedo llegó a perder más de 18.000 euros

«Maduritas divorciadas necesitan calor»

La Policía busca a tres mujeres estafadoras especializadas en el timo del "gigoló frustrado"

"Maduritas divorciadas necesitan calor"
Clasificados.

Se trataba de pertenecer durante un año a un club de contactos que disponía de un selecto número de señoras con alto poder adquisitivo

La Policía Nacional está buscando a tres mujeres especializadas en la estafa del «gigoló frustrado».

En numerosos periódicos españoles publicaban en la sección de anuncios por palabras reclamos publicitarios del tipo:

«Empresarias divorciadas pagan por divertirse sexualmente»

«Maduritas divorciadas necesitan calor, pagan»

Las mujeres han llegado a estafar a un ciudadano de Oviedo. La víctima, que estaba en situación de desempleo, llamó a uno de estos teléfonos. Le contestó una recepcionista que le puso en contacto con una mujer a la que llamó «asesora».

CUOTA ANUAL DE 285 EUROS

La asesora le informó que se trataba de pertenecer durante un año a un club de contactos que disponía de un selecto número de señoras con alto poder adquisitivo. Le dijeron que podía llegar a ganar seis mil euros en un mes.

La condición era la siguiente: para pertenecer al club tenía que realizar un ingreso de 285 euros por el alta y en concepto de cuota anual. El hombre procedió al ingreso de dicha cantidad en la cuenta bancaria que le indicaron.

UNA CITA FRUSTRADA

Para acceder al primer contacto con una mujer le dijeron que debía ingresar 5.000 euros como fianza y que la cliente, al finalizar el servicio, le entregaría 6.800, de forma que él habría ganado 1.800 euros. 

El día en que la víctima había quedado con la mujer, ésta le envío un mensaje diciéndole que le resultaba imposible acudir a la cita porque había fallecido su padre.

NO HUBO SEGUNDA CITA

Con el segundo contacto ocurrió algo similar. El reclamo era un ingreso de 4.000 euros de fianza y después del servicio obtendría un beneficio de 1.500 euros. La segunda cita, claro, fracasó.

Harto de timos, el hombre llamó a la agencia pidiendo que le devolvieran las fianzas depositadas a lo que le respondieron que le pagarían a través de un talón bancario.

DOS VECES EN LA MISMA PIEDRA

Días más tarde le dijeron que le habían emitido dos talones a su cuenta por un valor superior al que le debían, y que concretamente le habían entregado 2.600 euros de más, por lo que le pedían que ingresase esa cantidad de diferencia en un banco determinado.

El hombre no realizó ese ingreso… pero volvió a ponerse en contacto con el otro número que figuraba en el anuncio del periódico. El proceso comenzó nuevamente y perdió otros 3.380 euros de forma que la cantidad total estafada sobrepasa los 18.000 euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído