Uno de esos menores, a los que ha acusado de haberse hecho pasar por él, también es una supuesta víctima de los actos del acusado

El entrenador de baloncesto acusado de abuso de menores ‘echa balones fuera’ y culpa a dos niños de acogida

El hombre afirma que los menores se hicieron pasar por él para pedir fotografías y hacer comentarios de contenido sexual

El entrenador de baloncesto acusado de abuso de menores ‘echa balones fuera’ y culpa a dos niños de acogida
Baloncesto PD

La Audiencia provincial de León está investigando las denuncias contra un entrenador de baloncesto de León, a quien se le señala por presuntamente haber abusado de seis menores entre septiembre de 2016 y mayo de 2017.

Sin embargo, el acusado ha negado y ha culpado a dos niños que tenía acogidos, a los que se ha referido en todo momento como sus hijos, de haber utilizado su teléfono para hacerse pasar por él.

Según ha respondido en el juicio, estos niños que tenía en régimen de acogida, se hicieron pasar por él para pedir fotografías y hacer comentarios de contenido sexual a menores a los que entrenaba.

Uno de esos menores a los que ha acusado de haberse hecho pasar por él también es una supuesta víctima de los actos del acusado, según las calificaciones previas del ministerio fiscal.

El procesado era entrenador de baloncesto en varios colegios de la capital por su condición de monitor de las Escuelas Deportivas del Ayuntamiento de León, en las que trabajó entre 2006 y 2017.

Se enfrenta a veintisiete años de cárcel por varios delitos contra la libertad sexual por haber pedido fotografías de su pene y de su torso desnudo a cuatro menores, haber tocado los genitales a un niño de ocho años cuando se quedó a dormir en su casa y haber abusado de uno de los menores que tenía en acogida.Ha dicho que el teléfono desde el que se enviaron los mensajes era un móvil que solía dejar en casa y que estaba al alcance de sus hijos. “En mi casa éramos tres personas, mis hijos y yo, y yo no los envié”, ha declarado en el juicio.

En este punto, ha agregado que los niños que tenía en acogida eran conflictivos, que se inventaban las cosas y que a veces invitaban a amigos suyos a dormir a su casa.

De acuerdo al escrito de calificaciones provisionales, el acusado, en su etapa de monitor de las escuelas deportivas del Ayuntamiento de León, entró en contacto con diversos menores a los que pedía el número de teléfono o con los que había contactado a través de diversas redes sociales.

La finalidad de estos contactos era satisfacer sus deseos sexuales y tener conversaciones con los menores sobre si se masturbaban y solicitarles también fotos donde aparecerían desnudos. El juicio continuará mañana en la Audiencia provincial de León con la declaración de víctimas y testigos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído