(La) Musa eres tú

(La) Musa eres tú

(LA) MUSA ERES TÚ

(A todas las musas mujer, varón, estados intermedios y espíritus puros que este poema están leyendo, mientras yo escucho el «Eh, Sabina» de Joaquín Sabina)

Me preguntan bastante por las musas…
Me dicen: “¡Eh, Mañueco!, ¿que tal el soneto
que ayer ya me dijiste casi neto?
¿Te ayudaron? ¿O acaso eran confusas?”

“¡Eh, eh, eh, eh, Mañueco! ¿qué soneto
escribiste ayer tarde, ellas inclusas?
¡Eh, eh, eh, eh, Mañueco! ¡Tan profusas
son las tuyas que no hay forma estés quieto!”

“¡Eh, eh, eh, eh, Mañueco, qué marca usas
de musas hacedoras de soneto;
dime si siempre guárdalas reclusas…”.

“¡Eh, eh, eh, eh, Mañueco, algún aprieto
si te pregunto cuándo estén conclusas
rimas que alojen nuevo algún soneto…?”

-No ninguno, ¡estrambote yo te auguro
que hagas fortuna cual musa tú mismo!,
¡pues sólo a tu voz, verbo y tu murmuro
hecho he yo este soneto…! Y lo crismo.

Después de ti llegó, silencioso, un gran mutismo.

JPMañueco

Para disfrutar, goçar e folgar más, aquí abajo.

https://aache.com/cantil-de-cantos/

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído