SALUD, DINERO Y AMOR

Chiste: el del hotel de lujo, el cliente protestón, la mujer folladora y los extras

Chiste: el del hotel de lujo, el cliente protestón, la mujer folladora y los extras

En España, donde ha habido años ‘felices’ en que han llegado más de 80 millones de turistas, hay la friolera de 17.000 hoteles.

Las cinco primeras cadenas –Meliá, NH, Barceló, Riu e Iberostar– copan el 20% de la cuota de mercado.

Tanto en el ránking de llegadas de turistas internacionales como en el de ingresos por turismo, 74.000 millones de dólares, España ocupa el segundo lugar por detrás de Francia (89 millones de turistas) y por delante de los Estados Unidos (80 millones)

HOTEL DE LUJO

  • El buen hombre, después de trabajar todo el año como un borrico, se va de vacaciones con su mujer, una rubia realmente espectacular. Como quiere que la maciza disfrute, elige el hotel que les recomienda la agencia. El establecimiento parecía muy lujoso y el preció por noche y habitación, parecía razonable.
    Pues bien, mientras estuvieron allí una semana y todo fue sobre ruedas hasta que llegó el momento de pagar la cuenta…
    La factura se había disparado hasta unas cifras desaforadas. El tipo se dispuso, lógicamente, a cursar la correspondiente queja, puesto que en la agencia de viajes el presupuesto que les habían facilitado era bastante más bajo.
    – Oiga, verá es que he estado mirando la cuenta, y aquí hay cosas que están equivocadas.
    -A ver dígame…
    -Mire, aquí dice: «Uso de piscina 400 euros», y ni yo ni mi mujer hemos ido un sólo día a la piscina.
    – Ya, pero hay piscina, la tenía a su disposición y si no la ha usado es su problema…
    – También dice: «Uso de la biblioteca: 200 euros» y ni sabía que existía una biblioteca.
    – Mire usted, existe y si no la ha usado eso es algo que a nosotros no nos importa.
    – Y que me dice lo de: «Consumo bebidas en mini-bar: 630 euros». ¡No hemos probado ni gota de alcohol!
    – ¿Qué quiere que le diga…, ahí lo tenía…
    – Bien. La cuenta asciende a 4800 euros ¿verdad?, pues aquí le dejo 2000 y damos por zanjada la cuestión.
    – ¿Cómo dice?
    -Lo que ha oido.
    -Pero faltan 2.800 euros -protesta el empleado del hotel.
    – Sí, pero eso es lo que les cobro por follarse a mi mujer.
    – ¡Pero si no la hemos tocado! Le juro que ni un empleado de este hotel ha hecho el menor intento…
    – Sí, pero bien buena que está y ahí la teníais. ¡Si no lo habéis hecho es vuestro problema!

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído