Qué ver y hacer en Nikko, Japón, este verano

Qué ver y hacer en Nikko, Japón, este verano

La ciudad de Nikko, situada en plena montaña, sorprende, entre otras muchas razones, por su incalculable belleza natural y arquitectónica. Desde 1999 forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y se encuentra a escasas dos horas en tren desde Tokio, dos razones de peso por las que el viajero debe visitarla en su viaje a Japón.

Además de que la ciudad de Nikko es reconocida por poseer templos y santuarios registrados Patrimonio de la Humanidad, destaca también por ofrecer la oportunidad de disfrutar de miles de actividades con la mejor compañía, ya sea con la familia, con los amigos o con la pareja, y sobre todo durante el buen tiempo.

Visitas turísticas ideales para el verano en Nikko

 Si algo le caracteriza a la ciudad de Nikko en la temporada de verano es su actividad y las miles de actividades que el viajero tiene la oportunidad de disfrutar. De esta forma, Turismo de Nikko propone tres visitas turísticas diferentes donde el viajero conseguirá capturar las mejores fotografías y recuerdos.

Visitar el Museo de Arquitectura Tobu World Square es una de las actividades que se pueden realizar al aire libre aprovechando el buen tiempo. Aquí, el visitante encontrará impresionantes reproducciones de más de 100 edificios mundialmente famosos, incluidos algunos Patrimonio de la Humanidad, a escala1/25 como la Sagrada Familia de Barcelona o el Palacio de la Alhambra de Granada, o el templo Wat Arun de Bangkok que se abrirá al público a partir del próximo 20 de julio, entre otros. En todo el recorrido hay señalizados diferentes puntos fotográficos para llevarse un bonito recuerdo.

El parque Wonderland Nikko EdoMura es ideal para todos aquellos que les apasione la idea de viajar en el tiempo a la era Edo. En él se recrea fielmente el ambiente de la época, con personajes caracterizados y escenarios propios. Vestirse como un auténtico samurái o una preciosa geisha, experimentar como se vivía en la época o acudir a alguno de los espectáculos teatrales preparados para los visitantes como el Teatro Ninja, son algunas de las actividades que pueden realizar todos aquellos que amen la historia y la cultura nipona.

Además, otro de los atractivos turísticos son los museos, como por ejemplo el museo Trick Art Pian Nikko, perfecto para una visita en familia con los más pequeños. Un espacio experiencial lleno de ilusiones ópticas donde se puede disfrutar viendo, tocando y sintiendo el arte. Todas las obras de este museo se basan en el trick art, una representación tridimensional de objetos planos, creando en el espectador impresiones diferentes según el ángulo desde donde lo observe. Se trata de un nuevo arte que sin duda, el visitante disfrutará y podrá inmortalizar con su cámara.

Aventura y diversión al aire libre

Por su privilegiada situación en plena montaña, en la ciudad de Nikko es posible disfrutar de la naturaleza realizando múltiples actividades al aire libre. Entre ellas se encuentra el kayaking por el río Kinugawa, desde donde contemplar toda la belleza del paisaje que lo rodea. Esta refrescante actividad se suma a otras que organiza el centro de Kayak de Tochigi y “E rafting” para vivir al máximo el verano japonés.

Un vistoso evento veraniego en Nikko

Para dar la bienvenida al verano, miles de linternas de bambú hechas a mano y luces de bonbori adornan la ciudad en el evento “Take no Yoi Matsuri”, en Yu Nishikawa Onsen. Desde el 7 de julio hasta el 4 de agosto, el viajero observará preciosas postales y tendrá la oportunidad de visitar “El Santuario de las Estrellas”, un lugar donde escribir sus deseos y atarlos a las ramas de los árboles. Para complementar esta experiencia, Turismo de Nikko recomienda alojarse en un ryokan cercano y vestirse con el tradicional kimono denominado Yukata.

Deliciosa y fresquita gastronomía que degustar en verano

Uno de los clásicos en verano es el Kaki Koori de agua natural. Este sabroso helado se elabora de manera artesanal a partir de agua de manantial hasta convertirlo en hielo natural. Aunque se puede degustar durante todo el año, es perfecto para refrescarse y combatir las altas temperaturas.

Te puede interesar

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido