Guía y consejos para el peregrino

El Camino de Santiago: Medicina Peregrina

El Camino de Santiago: Medicina Peregrina
Ampollas en los pies del peregrino en el Camino de Santiago. CS

No estamos acostumbrados a caminar más de una veintena de kilómetros al día.

Aunque hagamos deporte con regularidad, la pregrinación a Santiago de Compostela entraña retos y pequeños riesgos, sobre todo para los pies del caminante (Camino de Santiago: ‘La Casa del Reloj’).

COMO CURAR UNA AMPOLLA

Tan pronto se detecte una ampolla, debe uno pararse y hacer una primera cura para evitar que se haga más grande y moleste más (Camino de Santiago: El resurgir de la Ruta Xacobea):

  • Pinchar la ampolla con la aguja hipodérmica y conseguir que drene bien hasta que se vacíe del todo. Pincharla significa atravesar sólamente la piel por uno o dos puntos. nunca cortar la piel, que va a servir de protección a la zona lesionada.
  • Colocar un trocito del apósito de gelatina encima de la ampolla, ya sin líquido, que va a aliviar el escozor y a servir de almohadillado.
  • Poner una tirita cuidando de que se acople bien, recortándola si es preciso.
  • Levantar esta cura cuando se termine la jornada y, después de lavados los pies y secados minuciosamente, se procederá de la misma forma que hemos descrito, volviendo a pinchar la ampolla si se hubiera vuelto a formar.
  • Al día siguiente, antes de comenzar la marcha, se procederá a hacer una nueva cura.

COMO CURAR EL PIE DE ATLETA

El «pie de atleta» es una micosis que aparece entre los dedos de los pies. Se caracteriza por la aparición de grietas, dolorosas o no. En cualquier caso, hay que tratarlas.

  • Después de lavados los pies y bien secos, se aplicará entre los dedos Canestén Spray y se dejará secar al aire.
  • Una vez secado el Canestén, se pueden poner los calcetines, siempre de algodón. No se aconseja la utilización de pomadas, porque mantendrían una humedad entre los dedos que es de la que se aprovechan los hongos para crecer.
  • Esta misma operación se realizará antes de iniciar la marcha y al terminar la jornada.

COMO TRATAR UNA TENDINITIS

Caminando una media de 30 Kms./día y cargando una mochila, es normal que aparezcan tendinitis. Si acudes a un médico, te aconsejará que dejes el Camino y que te vuelvas a casa a hacer reposo. Pero esto no siempre has de seguirlo al pie de la letra, tu mismo has de ser tu propio médico.

  • Las tendinitis duelen, así que, si no puedes resistir el dolor, has de tomar un analgésico del tipo Paracetamol y untarte la zona con pomada antiinflamatoria varias veces al día.
  • Tomar además un antiinflamatorio en caso de que esté inflamada la zona. Siempre con el estómago lleno y en las dosis que se prescriben.

Te puede interesar

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído