Hay aspectos positivos en la propuesta Palestina a las Naciones Unidas…

Como de costumbre…no consigo (S.Z.) llegar a identificarme completamente con la respuesta gubernamental (negativa) Israeli a la propuesta Palestina en las N. Unidas.
Yo entiendo que, a falta del apoyo de 9 (entre 15) miembros del Consejo de Seguridad de las N. Unidas, la proposicion Palestina actual «no pasara»…

Tambien entiendo que los Palestinos, al hacer esa proposicion, a sabiendas que «no pasara», presionan mas a los gobiernos de Europa y a EEUU, a «tomar posicion» que al Gobierno de Israel, cuya posicion es clara.

Tambien entiendo que los distintos gobiernos en Europa y EEUU, que escuchan a la opinion publica de sus Paises, y a las crecientes Comunidades Musulmanas en ellos, «no tienen otra posibilidad» que hacer declaraciones a favor de los Palestinos.

Tambien entiendo que, por lo tanto, la proposicion Palestina a las N.Unidas debera recibir «retoques» auspiciados por esos Paises, para poder «votar a favor», sin que Israel se encuentre demasiado «acorralado» en los distintos Organismos Internacionales.

Tambien entiendo que los distintos Paises piensan que, de haber decisiones «anti-Israelies» furibundas, en los distintos organismos internacionales, cuando en Israel estamos frente a elecciones, esas decisiones provocaran una votacion alrededor del tema, en apoyo al actual Primer Ministro, Benjamin Netaniahu, dado que todas las encuestas publicas realizadas en Israel demuestran que los votantes Judios (80% de la poblacion) en lineas generales, apoyan las mismas lineas ideologicas de su Primer Ministro, tambien si, a nivel tactico, parte de ellos preferiria que hubiera menos «ruido» por parte de Israel, mientras ejecuta tal o cual politica.

Lo que pone a todos los demas (Palestinos, Europeos, Americanos, etc) frente a un dilema complicado, dado que todos entienden que sin que Israel «acepte» las condiciones de un Acuerdo, no habra Acuerdo…y para ello, es necesario que la composicion del Gobierno Israeli sea distinta que la del de hoy…es decir, mas «docil», y, para ello, en un pais Democratico, es necesario que en las elecciones los votantes elijan a otros politicos, es decir…que en Israel la poblacion, al votar,no tenga sensacion de «asedio internacional» en su contra.

Los «retoques» que supuestamente requerira la proposicion Palestina, deben llevar a que la opinion publica Israeli vea en las decisiones de las Naciones Unidas una posibilidad de adelanto hacia una solucion del problema de las relaciones con el Mundo Musulman en general, con el Mundo Arabe mas particularmente, y con el Pueblo Palestino en especial. De esa forma, tambien el resto del Mundo entendera si existe realmente reconocimiento publico de Israel por parte de los Palestinos, o toda esta proposicion por intermedio de las Naciones Unidas significa una forma de «esquivar» ese reconocimiento.

Los parametros finales de esa «solucion» (que no son nada faciles de ser logrados) deben tener en cuenta que al dia siguiente de la firma del Acuerdo, ambos Pueblos deberan encontrar la forma de convivir entre ellos, sin que todo tipo de «interpretaciones» los devuelva en forma «interminable» a nuevos acontecimientos belicos, como sucedio con los Acuerdos de Oslo de 1993, en los cuales, el afan de demostrar «logros» de los politicos (lo que origino frases ambiguas…) saboteo, a fin de cuentas esos logros en la vida diaria.

Por lo tanto…como he escrito en el titulo del articulo…no todo es «negativo» en el hecho de que haya sido presentada esa propuesta en las N. Unidas…dado que, supuestamente, obligara a los Palestinos a aceptar cambios en su documento original, y a los Israelies a sopesarlos…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972. Casado... tres hijas... 8 nietos. Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado. Graduado en Sociología.

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972.
Casado... tres hijas... 8 nietos.
Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado.
Graduado en Sociología.

Lo más leído