Quien esta detras de los ataques de los Palestinos? Los Palestinos mismos…

Agradezco a mi amiga Rosa (ciudadana española) por su ayuda en la ‘construccion» de este articulo.

La reciente ola de ataques terroristas Palestinos, incluye, por sobre todo «lobos solitarios» que «ejecutan» israelíes civiles (asi como soldados y policías) con coches o con cuchillos. Los autores, muchos de ellos adolescentes, no son, en su mayor parte, activistas de las organizaciones militantes conocidas. Ellos saben que van a ser matados o gravemente heridos. Lo qué impulsa a estos jóvenes Palestinos, es una campaña de los medios de comunicacion viral centrada en la afirmacion de que los Judios están poniendo en peligro la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén y que Israel está «ejecutando» a niños palestinos.

Los expertos y analistas en Israel y Occidente se preguntan que hace esta ronda de violencia diferente de sus predecesoras en las últimas dos décadas y media, y se centran en las motivaciones de los atacantes individuales, o sobre cómo y por qué el liderazgo político y religioso Palestino se ha dedicado a la incitación, y que las autoridades Israelíes o mediadores Estadounidenses pueden hacer para acabar con la violencia.
Ausente en esta discusión ha estado el intento de comprender el punto de vista de los Palestinos simples. Sin embargo, es precisamente el clima de opinión pública que da forma a lo que sucede, y, a su vez, está determinado por las declaraciones de los líderes Palestinos, que crean la atmósfera en la que los jóvenes elijen si se despiertan por la mañana, cogen un cuchillo de la cocina de la familia, y salen en busca del martirio.

El autor del articulo publicado en el «Los Angeles Times», Daniel Polisar ha hecho un análisis de numerosas encuestas realizadas a los Palestinos a lo largo de más de 20 años.
Al tiempo que los encuestados en Cisjordania expresan regularmente duras críticas al presidente Mahmoud Abbas y el gobierno de la Autoridad Palestina (AP) que gobierna allí, mientras que los de Gaza a menudo hablan mal de los líderes de Hamas, por lo que parece que los Palestinos no están intimidados de dar sus opiniones honestas. SI LAS RESPUESTAS SON «HONESTAS» EL PANORAMA SE VE ASI:
Una encuesta que apareció después que el alto el fuego de agosto 2014 puso fin a la última guerra entre Israel y Hamas, revela que el 79 % de los Palestinos creía que Hamas había ganado la guerra y sólo el 3 % vio a Israel como el vencedor. El 64 % declaró su apoyo a «los ataques armados contra civiles Israelíes dentro de Israel».Tan convencidos estaban los encuestados de la fuerza de su lado que nueve de cada diez apoyaron continuar el lanzamiento de cohetes contra ciudades de Israel a menos que se levantara el bloqueo de Gaza, el 64 por ciento declaró su apoyo a «los ataques armados contra civiles israelíes dentro de Israel» (es decir, entre otras cosas, el suicidio por medio de atentados con bombas en centros de población israelíes), y el 54 por ciento aplaudieron el caso que en gran medida había precipitado esa guerra de 50 días: el secuestro y asesinato por agentes de Hamas de tres adolescentes israelíes autostop a casa desde la escuela.

Estos resultados suscitan 3 preguntas básicas sobre las opiniones de los Palestinos:
1.- ¿Qué piensan los Palestinos de Israel y de los Judíos?
2.- ¿Cómo ven la pretensión Judía a por lo menos una parte de la tierra de Israel, y especialmente Jerusalén?
3.- ¿Qué es lo que creen acerca de la legitimidad, eficacia y conveniencia de llevar a cabo ataques terroristas contra los Israelíes?

1.-Qué piensan los Palestinos de Israel y de los Judíos
La percepción de Israel como implacablemente hostil e incluso demoníaco en las respuestas a las preguntas que hablan no sólo sobre el pasado y el presente, sino afecta también sobre lo que los Israelíes y su gobierno estarán propensos a hacer a los Palestinos en el futuro.
En febrero de 1999, se les ofreció a los participantes de una encuesta «una lista de características que podrían ser utilizados para describir a los Israelíes» y se les pidió otorgar un puntaje en una escala de 1 a 5. En cuanto a la primera característica, «violento», el 76% dio a los Israelíes la más alta clasificación, 4 o 5. En el segundo rasgo, «honesto», el 67% calificó a los Israelíes como 1 o 2. El tercer rasgo era «inteligente», y aquí los Palestinos dieron crédito a los Israelíes, cuando para un 61% la calificación era 4 o 5.
En encuestas posteriores, en lugar de «inteligente», los encuestadores preguntaron hasta qué punto los Israelíes eran «fuertes», y aquí el 58 % de los Palestinos les dieron altas calificaciones.
Lo que surge, entonces, es una imagen de los Israelíes como «violentos’ y «poco fiables», pero «inteligentes y fuertes», lo cual coincide con las evaluaciones Palestinas sobre el poder descomunal de Israel y la naturaleza diabólica en su comportamiento pasado y futuras intenciones.

2.- ¿Cómo ven la pretensión Judía a por lo menos una parte de la tierra de Israel, y especialmente Jerusalén?
Pero la mayoría absoluta (con un promedio del 59% ) es que las aspiraciones de Israel son «extender las fronteras del Estado de Israel para cubrir toda el área entre el río Jordán y el mar Mediterráneo y la expulsión de los Árabes que viven allí».
La mayoría de los Palestinos, el 51 por ciento, afirma que Israel «quiere destruir al-Aqsa y la Cúpula de la mezquita de la roca y construir una sinagoga en su lugar.» Eso a pesar que Benjamín Netanyahu, y otros altos funcionarios han reiterado docenas de veces que no se va a cambiar el status quo.
Una vez más, una posición ideologica sin base popular en las políticas de cualquiera de las partes en la coalición gobernante de Israel o la oposición es asumida cómo cierta por una absoluta mayoría de los Palestinos que creen que esas son las verdaderas intenciones del gobierno de Israel.
Los Palestinos también ven a los Judíos como carentes de una relación histórica a la tierra de Israel o a Jerusalén. En 2011, cuando se les pidió describir las acciones que podrían ser vistas como moralmente correctas o incorrectas, el 72 % declaró que era «moralmente correcto» negar que » los Judíos tienen una larga historia en Jerusalén que se remonta a miles de años», mientras que el 90% declaró «Negar que los Palestinos tienen una larga historia en Jerusalén que se remonta a miles de años es «moralmente incorrecto».

3.- ¿Qué es lo que creen los Palestinos acerca de la legitimidad, eficacia y conveniencia de llevar a cabo ataques terroristas contra los israelíes?
En diciembre de 2001, una de las preguntas era: «En tu opinión, ¿existen circunstancias en las que se justificaría el uso del terrorismo para lograr objetivos políticos?» el 54% respondieron que no había tales circunstancias; 37 % dijo que había.
Debemos tener en cuenta cómo los Palestinos interpretan la palabra «terrorismo». En esa misma encuesta, el 98% dijo que el asesinato en 1994 de 29 Palestinos en Hebrón por Baruch Goldstein era terrorismo, pero sólo 15 % estaban dispuestos a calificar de terrorismo un ataque de 2001 por terroristas suicidas Palestinos que mataron a 21 Israelíes en la discoteca Delfinario en Tel Aviv. Del mismo modo, el 93 % calificó de terrorismo de Israel el asesinato del jefe del FPLP en agosto de 2001, un ala de la OLP que repudiaba los acuerdos de Oslo y llevado a cabo numerosos ataques contra los Israelíes, pero sólo el 10 % utilizó el término para describir el asesinato por parte del mismo FPLP del ministro Israelí Rehavam Zeevi.

En la misma encuesta, a los Palestinos se les preguntó si «La destrucción de las Torres Gemelas en Nueva York por personas sospechosas de ser miembros de la organización de Bin Laden» fue terrorismo. Sólo el 41 % estaba dispuesto a decir que sí; El 53 % rechazó el término. El mismo patrón surge en encuestas realizadas entre 2006 y 2009 por el proyecto Barómetro Árabe, en la que los Palestinos evitan constantemente llamar «terrorismo» a operaciones yihadistas como las «explosiones de trenes de Madrid» (marzo de 2004, 191 muertos) y las «explosiones en transportes urbanos de Londres» (julio de 2005, 52 muertos). En ambos casos, la mayoría de los Palestinos afirmó que no eran actos de terror.
Para la mayoría de los Palestinos, el uso de la violencia contra los Occidentales es visto como un medio legítimo de defender el Islam o asegurar ganancias políticas o de otra índole; pero, con respecto a Israel, es también un medio eficaz para el logro de sus objetivos
El 69 % dijeron que la violencia había hecho a los Israelíes más dispuestos a hacer concesiones (2001) Un par de años más tarde, cuando el conflicto era más violento, porcentajes más altos dijeron que la Intifada había ayudado a que los Israelíes «entiendan las demandas de los palestinos a fin de alcanzar un acuerdo de Paz.» Estos hallazgos fueron replicados y ampliados en 21 encuestas entre diciembre de 2001 y septiembre de 2006.

El mismo patrón es discernible en opiniones sobre las tres guerras de Gaza. En diciembre de 2012, después de la segunda guerra, el 84% respondió afirmativamente a encuestadores que preguntaron si «los resultados del conflicto de Gaza conducirán a un progreso tangible hacia la independencia Palestina», y a pesar de un ligero descenso, la cifra se mantuvo asi durante meses después. Después de la guerra de 2014, el 79 % vio a Hamas como el ganador. De hecho, después de cada una de las tres guerras, las mayorías abrumadoras afirmaron a los encuestadores de cada uno de los institutos Palestinos, que su lado era el vencedor.
En 48 ocasiones entre 2000 y 2015 se pidió información sobre puntos de vista sobre «ataques armados contra civiles Israelíes dentro de Israel»; en la mayoría de los casos, los partidarios superaron a los opositores, con los que expresan un fuerte apoyo casi siempre superando a menudo, en relación hasta de seis a uno.

CONCLUSIONES

Los resultados demuestran el grado en que los recientes autores Palestinos de violencia reflejan y están actuando sobre la base de puntos de vista ampliamente celebradas en su sociedad. A pesar de que pueden ser ‘lobos solitarios» en el sentido técnico de no pertenecer a una estructura de mando de una organización, estan cualquier cosa menos «solos» dentro de sus comunidades. Por lo contrario, están rodeados de personas que comparten muchas de sus creencias fundamentales, que justifican los ataques que están llevando a cabo, que ven sus acciones como potencialmente valiosas en la promoción de los objetivos Palestinos, y que se puede contar con que serán venerados ellos y sus familias .
En tanto que la opinión popular Palestina permanezca donde está, las erupciones de violencia siempre serán posibles, y una vez comenzada, ésta puede escalar fácil y rápidamente.

Parece muy poco probable que las masas Palestinas, cuyas opiniones han sido relativamente estables durante tanto tiempo, espontáneamente cambiarán de marcha en un futuro previsible. Tampoco hay indicios de que los medios de comunicación Palestinos o líderes religiosos se estén replanteando su propio papel, a menudo incendiario en la conformación de la opinión pública. Por otra parte, las poblaciones de los estados Arabes vecinos y los medios de comunicación que se adaptan a ellos, un punto de referencia principal para los Palestinos, están poco preparados para ayudar a lograr un cambio positivo.
No sólo que la opinión pública de estos países es implacablemente hostil a los Judíos y a Israel, sino que el mundo Árabe en su conjunto está sufriendo una ola de violencia intestina, que casi no lo convierte en un modelo a imitar.
Los Palestinos consideran las palabras y acciones Israelíes a través de una lente de gran alcance que ellos mismo distorsionan. Una década y media marcada por episodios prolongados e intensos de violencia ha convencido a los Palestinos de que el uso de la fuerza en general, les ayuda.

Por tanto, la responsabilidad recae en los dirigentes Palestinos para reconocer los peligros que plantea la violencia a su propio interés, y tomar una posición firme y coherente contra la violencia.
En todo ese esfuerzo, los países Arabes con el mayor interés en la preservación de la estabilidad y la prevención de la ulterior ascensión de las fuerzas radicales islámicas entre ellos mismos, pueden tener un papel constructivo (sobre todo Jordania, Egipto y Arabia Saudita). Así podrían serlo los Estados Unidos y Europa.
Aunque los Palestinos poseen una notable capacidad para formar su propia percepción, independiente del mundo que les rodea, no son inmunes a las consecuencias de sus acciones o a los incentivos cambiantes que se enfrentan. Si los EE.UU. y otras potencias occidentales condenaran a gritos la violencia iniciada por los Palestinos, o penalizaran a la Autoridad Palestina y a Hamas hasta que los ataques se detuvieran, y garantizaran que en ningún caso tendrán ganancias diplomáticas o de otro tipo, que devengan de ellos, esto, también, podría ejercer un efecto con el tiempo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972. Casado... tres hijas... 8 nietos. Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado. Graduado en Sociología.

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972.
Casado... tres hijas... 8 nietos.
Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado.
Graduado en Sociología.

Lo más leído