CRIMEN Y CASTIGO

Un grupo de vecinos mata al violador de 2 niñas tras cortarle las ‘pelotas’ en un linchamiento público

Un grupo de vecinos mata al violador de 2 niñas tras cortarle las 'pelotas' en un linchamiento público
Tijeras ensangrentadas YT

Ley del talión (en latín, lex talionis) es la denominación tradicional de un principio jurídico de justicia retributiva en el que la norma imponía un castigo que se identificaba con el crimen cometido, obteniéndose la reciprocidad. El término «talión» deriva de la palabra latina tallos o tale, que significa «idéntico» o «semejante» (de donde deriva la palabra castellana «tal»), de modo que no se refiere a una pena equivalente sino a una pena idéntica. La expresión más conocida de la ley del talión es el pasaje bíblico «ojo por ojo, diente por diente».

Con el mismo sentido se utiliza el término «retaliación», que el DRAE recoge como equivalente a represalia en algunos países americanos.

Desde una perspectiva más conceptual, la Ley del Talión es expresión de los siguientes mandatos retributivos de carácter ético: ‘no pidas sin dar’ y ‘no recibas con ingratitud’. Implícitamente, constituye una manifestación del principio de reciprocidad al que alude la etimología de la palabra Talis.

Un hombre acusado de violar a dos niñas ha muerto después de que una multitud enfadada le cortara los testículos como castigo. The Sun ha publicado que este individuo era sospechoso de violar a dos niñas de 14 y 18 años la noche del pasado 15 de junio en Ivory Park, una región al este de Johannesburgo, Sudráfica, según recoge 20minutos y comparte Ivan Rastik para Periodista Digital.

Según las autoridades, el ataque se produjo cuando las dos jóvenes caminaban por la zona de noche. Al parecer, el sospechoso estaba acompañado de otros dos individuos que, junto a él, abordaron y violaron repetidamente a las dos niñas. Un portavoz de la policía africana afirma que «los sospechosos iban armados con un cuchillo y un arma de fuego» cuando se produjo el ataque.

Un vecino afirma haber presenciado los hechos, y avisó a un grupo de personas de la zona que decidió tomarse la justicia por su mano. El grupo persiguió a los tres hombres, pero sólo pudo alcanzar a uno. Primero le cortaron los testículos y le golpearon hasta matarlo. Los otros dos sospechosos lograron escapar de la multitud y, posteriormente, fueron arrestados por las autoridades africanas. La Policía de la zona advierte a los civiles que no se puede «tomar la ley por sus propios medios» y ha abierto una investigación por asesinato por la muerte del presunto violador. Por el momento, no se ha producido ningún arresto.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído