Por un escándalo de corrupción y compra de votos

Dimite el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski justo antes de que lo fumigue el Parlamento

La decisión del mandatario fue enviada al Congreso de ese país, que votaría este jueves sobre la declaración de vacancia, por sus presuntos nexos con Lava Jato y Odebrecht

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, anunció este 21 de marzo de 2018 su dimisión en un discurso a la nación después de que varios medios de comunicación informasen de que el mandatario había entregado una carta con su renuncia ante el Congreso del país.

Su decisión ocurrió un día antes de que los diputados en pleno votaran a favor o en contra de la solicitud de vacancia hecha por distintos grupos parlamentarios y en medio de un escándalo generado por una serie de audios y videos donde se evidencia una presunta compra de votos para evitar su salida, según recoge RT.

«Esta confrontación política ha creado un clima de ingobernabilidad que le hace un enorme daño al país y no nos permite avanzar», expresó en una alocución televisada.

El mandatario manifestó además que la discusión sobre la moción de vacancia ha generado «una grave distorsión del proceso político» en un proceso que «debió llevarse a cabo de manera alturada, transparente y sin alteraciones”.

Kuczynski también hizo referencia en su discurso de casi ocho minutos a unas «grabaciones editadas selectivamente tendenciosas» que «daban la impresión» de una compra de votos por parte del oficialismo.

Tras el anuncio, el jefe de Estado del país andino publicó en su cuenta de Twitter una imagen de la misiva dirigida al presidente del Congreso, Luis Galarreta Velarde, donde afirma que «es mejor para el país que renuncie a la presidencia».

De igual manera, en otro trino asevera que «seguirá comprometido» con el país «ante la crisis política generada por actos políticos subjetivos».

La petición de vacancia se hizo luego de que fuera señalado por sus presuntos vínculos con la constructora brasileña Odebrecht y la red de corrupción internacional de Lava Jato.

Esta acusación se realizó luego de que se hicieran públicos los documentos que indican que la consultora Westfield Capital, de su propiedad, recibiera 782.207 dólares entre 2004 y 2007 por parte de Odebrecht, cuando fue ministro de Economía y primer ministro.

El 22 de diciembre del año pasado, se llevó a cabo un juicio político en el Congreso con el fin de declarar vacancia y destituirlo de su cargo. En esa oportunidad, la decisión no logró los votos necesarios y Kuczynski continuó en la presidencia.

Tres días después, el 25 de diciembre, el mandatario concedió un polémico indulto al expresidente peruano Alberto Fujimori, quien había cumplido ocho de los 25 años a los que había sido condenado como autor mediato de los delitos de homicidio con alevosía, lesiones graves y secuestro agravado.

La dimisión del mandatario peruano, que tenía un año y siete meses en la presidencia, ocurre después de que se hicieran públicos una serie de videos donde quedaba en evidencia la presunta compra de votos hechas por el gobierno para impedir que algunos parlamentarios votaran por la destitución de Kuczynski.

En los audiovisuales, difundidos por el partido opositor, Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, aparece un grupo de diputados del bloque de Kenji Fujimori a los que el ministro de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra, ofrece obras a cambio de su voto en contra de la vacancia presidencial.

El vicepresidente y actual embajador en Canadá, Martín Vizcarra, eventualmente asumiría el cargo dejado por el presidente saliente, si el Congreso de ese país acepta la renuncia en plenaria extraordinaria. 

Vicepresidente Martín Vizcarra durante una entrevista en Lima, Perú, el 31 de marzo de 2017. / Guadalupe Pardo / Reuters

El pleno del Congreso debatirá este jueves la renuncia presentada por el presidente, y el viernes jurará como jefe de Estado el primer vicepresidente de Perú, Martín Vizcarra, según detalló el titular del Parlamento, Luis Galarreta.

Kuczynski, según la publicación Ojo Público, perdería su inmunidad presidencial y tendrá que afrontar las investigaciones en el Ministerio Público.

El analista internacional Isaac Bigio sostiene que la renuncia del presidente peruano sumerge a toda la región en la incertidumbre, no solo dentro del país, sino en el ámbito internacional, de cara a la Cumbre de las Américas.

Te puede interesar

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído