Condenado a diez años de cárcel un bosnio-croata

SARAJEVO, 19 (Reuters/EP)

El bosnio-croata Marko Boskic se ha convertido en el primer miembro de esta etnia condenado por crímenes contra la Humanidad por la matanza de 1995 en la localidad de Srebrenica. Boskic, que ahora tiene 46 años, participó en el asalto de la ciudad por parte de las milicias serbias encabezadas por Ratko Mladic y que culminó con el asesinato de unos 8.000 bosniacos musulmanes varones.

El bosnio-croata formaba parte de las milicias serbias y estuvo directamente implicado en la muerte de cientos de civiles, según la sentencia emitida este lunes por el Tribunal de Bosnia y Herzegovina, tribunal especial creado para los crímenes de guerra.

El 16 de julio «Boskic y otros siete miembros de su unidad dispararon armas automáticas contra varios centenares de musulmanes capturados y con los ojos vendados que habían sido llevados en autobuses hasta la localidad de Pilica, cerca de la ciudad de Zvornik», relata la sentencia. Sólo dos bosniacos sobrevivieron.

El bosnio-croata formaba parte de una de las unidades de la milicia serbo-bosnia que persiguió a civiles siguiendo criterios políticos, étnicos, culturales y religiosos entre el 10 de julio y el 1 de noviembre de 1995.

La Fiscalía sostiene que Boskic colaboró en la búsqueda de información sobre otros implicados, lo que ha sido tenido en cuenta como atenuante.

El tribunal ha podido procesar al acusado gracias a la extradición concedida por Estados Unidos, país en el que trabajo como obrero de la construcción.

Boskic fue imputado en Estados Unidos por fraude migratorio por mentir sobre lo que hizo durante la guerra de Bosnia, ya que aseguró que había huido del país para evitar los conflictos étnicos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído