La presidenta de Lituania dice que los griegos quieren "seguir la fiesta y que otros paguen las facturas"

El Gobierno de Syriza tiene 48 horas para lograr un pacto tras el ‘sí’ del Eurogrupo a Grecia

Tras cinco meses de tiras y aflojas, ayer se vieron avances que podrían poner fin al bloqueo en las negociaciones

El Gobierno de Syriza tiene 48 horas para lograr un pacto tras el 'sí' del Eurogrupo a Grecia
Tsipras en el Eurogrupo. EP

La siguiente meta es este miércoles, cuando se ha convocado otra reunión del Eurogrupo para acabar de definir los nuevos recortes propuestos por Atenas

Los líderes europeos han dado al primer ministro griego Alexis Tsipras 48 horas para hacer el último esfuerzo y satisfacer a los acreedores.

Tras cinco meses de tiras y aflojas, ayer se vieron avances que podrían poner fin al bloqueo en las negociaciones. La siguiente meta es este miércoles, cuando se ha convocado otra reunión del Eurogrupo para acabar de definir los nuevos recortes propuestos por Atenas.

Ayer, Tsipras consiguió el objetivo con el que llegó al poder el 25 de enero: discutir una renegociación de la deuda pública helena al nivel político más alto.

Y lo hizo gracias a una propuesta que recoge al fin una concesión por parte de los griegos en pensiones, una de las líneas rojas del primer ministro heleno en sus negociaciones con los acreedores (La presidenta de Lituania dice que Grecia quiere «seguir la fiesta y que otros paguen las facturas»).

Como explica Jorge Valero en ‘El Economista‘ este 23 de junio de 2015, la propuesta helena, que ha trocado el pesimismo por la percepción de que se están produciendo avances in extremis, supone un recorte de 2.525 millones en pensiones en dos años, concretada en un ajuste del 0,37% este año y del 1,05% en 2016.

Los líderes de la eurozona se encontraban reunidos ayer por la noche, convocados en una cumbre extraordinaria destinada a salvar las negociaciones de Grecia con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El dirigente griego llegó a la cita con una propuesta que se quedó corta de los objetivos marcados por sus acreedores (Monedero compara la negociación del Eurogrupo con Grecia a la invasión nazi de Polonia).

Sin embargo, los europeos no se atrevieron a desacreditar su plan de reformas «definitivo» por el pánico bancario que podría provocar y el fracaso político que supondría tras cinco meses de negociación y concesiones por su parte.

En lugar de eso, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, dijo en rueda de prensa que la última propuesta era «un paso en la dirección positiva» para lograr un acuerdo «hacia finales de esta semana».

Los ministros de Finanzas del euro se reunieron horas antes del encuentro de los líderes, con el objetivo de asegurar que salían las cuentas con el último papel de Atenas, es decir, sus reformas lograban sumar los ajustes requeridos.

Sin embargo, Grecia envió su propuesta horas antes de que el Eurogrupo comenzara, lo que provocó que los ministros de Finanzas que se habían trasladado hasta Bruselas ex profeso para discutir una propuesta que no tuvieron tiempo de ver.

La presión era máxima para conseguir algún resultado este lunes, con un sinfín de reuniones en las que también participaron los máximos responsables del FMI también para evitar que los bancos helenos amaneciesen este martes con controles de capital.

La urgencia también llegaba del exterior. El secretario de EEUU, Jack Lew, volvió a hablar este lunes con Tsipras, y la víspera con Dijsselbloem, para recordar la importancia de lograr un acuerdo cuanto antes.

Tras meses de negociaciones estériles, el líder de Syriza ponía al fin sobre la mesa una propuesta que suponía un ajuste en pensiones de un 0,37% del PIB este año, aunque aun lejos del 1% que le piden sus acreedores.

En total entre estos dos años, representa un tijeretazo de 2.525 millones de euros, en lo que había sido una línea roja de Tsipras. Las medidas para lograrlo incluyen retrasos en la edad de jubilación, endurecimiento del acceso a la jubilación anticipada y la retirada de algunos subsidios a jubilado.

Progreso limitado en IVA

Sin embargo, fuentes europeas reconocen que los progresos en el IVA eran más limitados. Atenas propone un IVA en tres tramos, los mismos que en propuestas anteriores, pero estaría en disposición de hacer alguna concesión en ciertos productos. Representantes de las instituciones reconocían que la propuesta podría haber sido rechazada en el pasado, pero que la presión política obligaba a mantener la pelota rodando, ahora que por fin Tsipras se ha movido políticamente, y el corralito amenazaba a la vuelta de la esquina.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, llegó a decir minutos antes de que arrancara la cumbre que la última oferta helena era la «primera propuesta real en semanas».

El objetivo de la cumbre era doble. Por una parte, inyectar algo de dinamismo a unas negociaciones estancadas tras cinco meses, y llevar al más alto nivel la discusión política de la conclusión del rescate griego, tal y como reconocen que quería Tsipras.

Tras cinco meses de negociaciones, el líder griego ha ido agotando las arcas helenas, la paciencia de sus socios europeos y los fondos de los bancos de su país.

A pesar de estar cercado políticamente por los radicales de su partido y sus socios europeos, y acorralado económicamente, con un impago inminente a finales de mes, el griego ha conseguido no sólo modelar la negociación (eliminando la troika y en última instancia circunvalando la discusión técnica), sino que ha logrado rebajar sustancialmente los objetivos fiscales, eliminar las reformas más problemáticas (en pensiones y subidas de IVA en electricidad o medicinas) y, en última instancia, abrir el melón para renegociar las condiciones de su deuda.

La última propuesta helena

  • Ahorro en pensiones. Grecia propone un ahorro global del 0,37% del PIB este año y del 1,05% el que viene. Gracias a las restricciones en las jubilaciones anticipadas, Atenas prevé ahorrar 360 millones, una de las principales demandas de la UE y el FMI.
  • El IVA. Grecia mantiene los tres tipos marcados en anteriores planes (6, 13 y 23%), con la misma recaudación presentada en propuestas previas (680 millones este año y 1360 millones el que viene). Fuentes europeas explican que se debe negociar más qué productos caen en cada categoría.
  • Recortes en gastos. Tsipras propone recortar el gasto en Defensa de 200 millones de euros en 2016, incluido en ajustes anteriores.
  • Impuesto de Sociedades. Atenas plantea un aumento del impuesto de Sociedades, que pasaría del 26 al 29%.
  • Otras medidas. El paquete de reformas incluye además otra serie de medidas, como las que afectarán a las licencias 4G y 5G.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído