El de Buchenwald fue el primero en ser liberado por las tropas de los Estados Unidos

Así de mal lo pasaban los civiles alemanes al ver las atrocidades del régimen nazi en los campos de exterminio

Los alemanes de Weimar fueron a ver qué había pasado frente a sus narices

Fueron millones quienes murieron bajo la macabra maquinaria asesina del régimen nazi. Adolf Hitler buscaba la «solución final» exterminando a los judíos de Alemania, primero, de Europa, después, y, finalmente, del mundo. Y para eso su gobierno diseñó campos de concentración donde se los aniquilaba. A ellos y a los enemigos del dictador.

Pero al finalizar la Segunda Guerra Mundial, muchos alemanes que adherían al partido nacional socialista aseguraban ignorar las atrocidades que cometía el régimen. Otros -un inmenso número- comulgaban con sus ideas y acciones, y todo justificaba lo que ordenaba Hitler, según recoge Infobae.

Es así que para que esa atroz historia no se repitiera, las tropas norteamericanas ordenaron a miles de alemanes visitar campos de concentración mientras sus prisioneros eran liberados y asistidos en condiciones inhumanas. Uno de esos centros de exterminio fue Buchenwald, en Weimar.

Fuente: Infobae/Leer más

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído