El duro primer ministro tendrá una cómoda mayoría de dos tercios en el Parlamento

El húngaro Viktor Orban arrolla en las elecciones y tendrá un tercer mandato

El polémico y ultranacionalista Orban tendrá mano libre para gobernar y legislar

El húngaro Viktor Orban arrolla en las elecciones y tendrá un tercer mandato
Viktor Orbán. EF

El actual primer ministro húngaro del partido de derechas Fidesz ha sido elegido por tercera vez consecutiva

El polémico Viktor Orban consiguió este domingo un arrollador triunfo frente a toda la oposición de derechas e izquierdas y frente a la campaña internacional contra su persona y su política.

El primer ministro húngaro contará de nuevo con esa abrumadora mayoría de dos tercios en el Parlamento que le permite mano libre para gobernar y legislar. Al final, los resultados son abrumadores: otorgan 134 de los 199 escaños a Fidesz; 26 a la extrema derecha de Jobbik, cuyo líder dimitió nada más conocer la victoria de Orban; 20 escaños a los socialistas del MSZP; 8 a los Verdes, y otros, sueltos.

El partido conservador nacionalista Fidesz logró este 8 de abril de 2018 una clara victoria con el 48,9% de los votos.

Según la Oficina Nacional Electoral de Hungría el ultraderechista partido Jobbik, liderado por Gábor Vona, alcanzó el 20 %, y la coalición de izquierdas, formada por los socialdemócratas y «Diálogo» que apoyó a Gergely Karácsony con un 12 %.

El Fidesz no solo logra cuatro puntos porcentuales más que en el año 2014 sino que podría conseguir la mayoría de dos tercios en el Parlamento, con 133 escaños. El Jobbik, por su parte, obtendría 27 escaños, la coalición izquierdista 20, la Coalición Democrática 9, mientras que los ecologistas del LMP tendrían 7.

Orbán confirmó ante sus seguidores en Budapest su triunfo electoral, el tercero consecutivo después de 2010 y 2014, y dijo que el resultado es una «gran victoria para Hungría, que ahora podrá seguir en su camino iniciado, para poder defender al país».

En su campaña electoral, el Gobierno y Orbán mantuvieron un discurso alarmista y en contra de la inmigración y los refugiados

La participación en estos comicios fue alta, estimada en un 70 %, la mayor desde 2002, lo que obligó a retrasar en varias horas el cierre oficial de los colegios para permitir que toda la gente que estaba haciendo cola pudiera depositar su voto. Otros partidos que superaron el umbral del 5 % de los votos para entrar en el Parlamento serían los ecologistas del LMP con el 6,5 %, así como la izquierdista Coalición Democrática (5,3 %).

Los resultados contradicen los pronósticos de los analistas, que adelantaban mejor resultado para la oposición en el caso de un alto porcentaje de participación. El sistema electoral húngaro es una mezcla la elección mayoritaria y proporcional de los 199 diputados, por lo que no se sabe aún si el Fidesz ha conseguido su objetivo de una mayoría de dos tercios en la Cámara.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído