Pacos

Paco Sande

No puedes engañar a todos durante todo el tiempo.

Como iba aquello….Puedes engañar a unos pocos durante mucho tiempo, puedes engañar a muchos durante un poco tiempo, pero no puedes engañar a todos durante todo el tiempo.
Creo que era algo así, ¿No?
Bien, pues los americanos, eso es, los Estados Unidos de Norteamérica, si no lo hacen, no va a ser porque no lo intenten.
Otra vez están decididos a meter las narices en un país de Oriente Medio. Esta vez, como ya nadie ignora, han decidido atacar Siria, derrocar al dictador al-Assad y dejar el país patas arriba, como ya hicieron en Afganistán, cuando consiguieron que los Soviéticos perdieran la guerra y se fueran del lugar, que fue tomado inmediatamente por los talibán, que resultaron ser, para el país, mil veces peor que los soviéticos.
Luego y con el pretexto de apresar a Bien Laden, atacaron y expulsaron a los talibán. Hoy el país no pasa de ser un caos, donde nadie sabe quien está en guerra con quien, ni cual va a ser el desenlace final.
Luego repitieron la hazaña en Irak, después fue Libia y ahora Siria, a la que seguirá Egipto, si alguien no les para los pies a estos tíos.
Y es que, además, nos han contado la misma mentira tantas veces que ya, de tan manida, empieza a aburrir hasta a las ovejas.
Pero quien se va a creer otra vez lo de las armas químicas.
Además, la trola se cae por su propio peso. A pesar de que los rebeldes están cada vez mejor armados, -por los EEUU-, al-Assad, iba ganando la guerra y, además, él sabía, porque lo sabíamos todos, que EEUU, aprovecharía cualquier excusa para entra en liza, y coge y se la sirve en bandeja de plata, bombardeando con armas químicas a su propio pueblo y, para más inri, el ataque se produce al mismo tiempo en que se encontraban en Siria un equipo de expertos en armas químicas de la ONU.
-El ataque, denunciado por George Sabra, portavoz del Consejo Nacional Sirio, (CNS) tiene lugar el 21 de agosto, durante el cual, según este fulano, perecen 1.300 personas.
El 15 de agosto, 6 días antes, el régimen sirio había oficializado la aceptación para que un equipo de expertos de la ONU, encabezados por el sueco Ake Sellstorm, visitara el país e examinara la situación, algo, además, que al-Assad había pedido públicamente, en reiteradas ocasiones.
Aparte de esto, siguen saliendo de Siria testigos, periodistas internacionales, que afirman que los que realmente usan las armas químicas son los propios rebeldes para hacer creer al mundo que es al-Assad el que las está usando contra su pueblo.- esto de hacerse la víctimas y poner sus muertos delante de las cámaras de las televisiones de occidente se le da muy bien a los islamistas-.
Pero incluso los observadores de la ONU, fueron incapaces de determinar quien usaba qué.
Y esto, unido al fiasco de Irak, donde los EEUU, inventándose la mayor mentira militar de todos los tiempos, invadieron el país y luego se descubrió que todo era falso, la opinión internacional ha quedado muy debilitada y reacia a intervenir e incluso bendecir, todas aquellas guerras “justas” en las que EEUU quiera intervenir.
Y, el “primo de zumosol” americano, viendo que esta vez nadie le seguía el juego e incluso en los propios Estados Unidos, el 60 por ciento de la población estaba en contra de ir a estas guerra, no tuvo más remedio que recular y como ultimo órdago, conminar a al-Assad a entregar su arsenal de armas químicas.
Órdago, que al-Assad ignoró, puesto que visto lo que había sucedido con Saddam y Gadafi, el tío no quiere jugársela y ha aceptado a entregar su famoso arsenal.
Y, visto lo visto, de momento el americano no ha tenido más remedio que envinársela aunque, eso sí, mandando nuevas remesas de armas a los rebeldes y poniendo en el tablero su comodín, en la figura de Ban Ki Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, el cual acusa a al-Assad de crímenes contra la humanidad.
Y esto es la primera piedrecita, y me apuesto mi colección del Guerrero del Antifaz, a que haga lo que haga Assad, todo va a ser en vano, puesto que el “rubio” americano le tiene el ojo echado y ya puede entregar las armas químicas, los polvos de talco y hasta las aspirinas, el moro tiene los días contados.
Me pregunta un amigo: ¿Y que gana Estados Unidos con poner el mundo islámico patas arriba e instaurar una forma de vida que supone el mayor retroceso moral y político de todos los tiempos?
Con poner el mundo Islámico patas arriba no gana nada, pero poniendo patas arriba a los países productores de petróleo si gana. Pero eso lo cuento otro día.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído