Pacos

Paco Sande

Los americanos y sus batallitas.

Veo en un diario británico lo siguiente: Soldados americanos huyen de fuerzas rebeldes sirias –supuestamente aliados de los Estados Unidos-
Y debajo, aparece un video.
Las imágenes del vídeo parecen mostrar comandos estadounidenses que huyen de un pueblo sirio bajo un aluvión de abuso e insultos lanzados contra ellos por los combatientes del grupo rebelde respaldado por Estados Unidos. Ejército Sirio Libre (FSA).

El video parece ser la primera evidencia de que las fuerzas especiales de Estados Unidos cooperan con las tropas turcas en su lucha contra el Estado Islámico (Isil).

El incidente ilustra la compleja red de alianzas y enemistades en Siria, donde muchos de los aliados de Estados Unidos están luchando entre sí y algunos grupos rebeldes que reciben apoyo de Estados Unidos han quedado con fuertes resentimientos anti-estadounidenses.

La película muestra a una multitud de combatientes rebeldes en la ciudad de al-Rai, cerca de la frontera con Turquía, que fue recapturada al Isil por grupos rebeldes sirios con el apoyo de Turquía.
Turquía, que lanzó una incursión militar en Siria a finales de agosto, ha estado apoyando la FSA.

Los combatientes gritan consignas anti-estadounidenses contra una columna de camionetas que transportan unidades de Comandos de los Estados Unidos, y que se alejan a toda pastilla.

«Los cristianos y los estadounidenses no tienen lugar entre nosotros», grita un hombre en el video. «Ellos quieren hacer una guerra de los cruzadas para ocupar Siria».

Otro hombre dice en voz alta: «Los colaboradores de América son los perros y los cerdos. Llevan a cabo una guerra de cruzada contra Siria y el Islam. »
Y otro más: “Os vamos a triturar”
Todo esto mientras los soldados americanos se largan a toda pastilla.

-Los soldados estadounidenses no llevan uniforme tradicional pero llevan armas estadounidenses y están usando los cascos redondos distintivos preferentes de las fuerzas especiales de Estados Unidos-.
Y la cosa me alegra el día.
Me explico. Los Estados Unidos siempre me cayeron bien.
Durante la llamada “Guerra Fría” entre éstos y la Unión Soviética, para mí los héroes eran los Estados Unidos, mientras que los soviéticos eran los malos malísimos de la muerte.
Yo veía a los Estados Unidos como la policía del mundo libre. El primo del zumo-sol que acudía cuando la libertad de un país era amenazada por otro país más poderoso.
Pero lo que han hecho en los últimos años -y siguen en ello- en Oriente Medio y el norte de África, le ha restado muchos puntos a la admiración que sentía hacia ellos.
Y con lo último que están llevando a cabo en Siria, tratando de derrocar a Assad, le han dado la puntilla.
Primero, con el cuento de las “armas de destrucción masiva” tumbaron a Saddam, en Irak. Y aquello pasó de ser un país prospero, donde la gente vivía con una renta per cápita de las más altas de la zona, en un hervidero de grupos radicales y fanatizados hasta la medula, matándose mutuamente y convirtiendo el país en un infierno.
Y como la cosa cuajo y saltó a los tabloides de todo el mundo, los islamistas se vinieron arriba, y ayudados por gente que genuinamente luchaba por una buena causa y creyeron que aquello lo era, también se levantaron en Egipto, tumbando a Mubarak.
-“Primavera Árabe”, la empezaron a llamar los “progres” de Occidente, babeando más que un perro en celo. ¡Imbéciles!-
Entonces los USA, se fueron a Libia, a por Gadafi, el cual también fue derrocado y linchado por aquella infame jauría de fanáticos, de la forma más vil y cruel.
Libia, igual que Irak, era un país que vivía en paz, con el estándar de vida más alto de África. Con asistencia médica gratuita, ayudas estatales para los más necesitados y un salario mínimo a nivel europeo. En realidad, mas alto que en algún país de Europa.
Ahora Libia es un país que vive instalado en el terror, empobrecido y debatiéndose cada día para poder sobrevivir.
Tanto Gadafi, como Saddam, eran unos dictadores, pero mantenían aquello en paz.
Y es que, por mucho que alguno se escandalice, no todos los países valen para vivir en democracia.
A algunos les hace falta un dictador o de otra forma no hay manera.
O sea, en este caso se puede decir aquello de: eran unos hijos de puta, pero eran nuestros hijos de puta.
Y quizás, mientras gobernaron, cometieran mas de una injusticia, y se llevaran por delante a más de un inocente, pero nada de esto fue lo que les llevó a caer en desgracia con los Estados Unidos, no.
Su fallo, su gran pecado, fue haber comenzado a negociar el petróleo en euros, esto fue lo que los perdió a ambos.
Los Estados Unidos no se pueden permitir el lujo de que otra moneda, la que sea, le arrebate al dólar la supremacía de ser la moneda de cambio mundial, puesto que si esto sucediese, el dólar perdería todo su valor en el mercado y los Estados Unidos, se irían irremediablemente a la ruina.
Y ahora en Siria, por el hecho de que Assad, negocia con Rusia, en vez de con ellos, han decidido librarse de él y ahí están, apoyando a los rebeldes contra Assad, y clamando con toda la jeta que éstos, los rebeldes, son de los buenos.
Pues estos «rebeldes buenos», son los que se pueden ver en el video tratando de cortarle a nuestros héroes americanos los…orejas.
Lástima que no lo hicieran.

-Esto de escribir Isil en vez de Isis, se supone que es porque Isis, va por sus siglas en inglés, “Islamic State in Siria”, e Isil, por sus siglas, también en inglés, “Islamic State in Iraq and the Levant”-

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído