Pacos

Paco Sande

La demolición de la historia se hace global.

Como para demostrarnos que en todas partes cuecen habas y florecen gilipollas, andan estos días los estadounidenses, dándonos ejemplo patente de que, incluso un país tan vanguardista y patriota, también puede dar como el que mas su cupo de idiotas.
Y esto no lo digo porque hayan elegido a un Presidente como Donald Trump, que también, sino que estos días se han puesto a dirimir diferencias entre las “Izquierdas las Derechas” y la cosa ha ido escalando de tal manera que en varias ocasiones ya, han llegado a las manos y han acabado a sopapo limpio.
La izquierda acusa a la derecha de fascista y neonazi -¡que novedad! Y la derecha acusa a la izquierda de antipatriotas y traidores.
Y la verdad es que en la derecha encontramos a un grupo o asociación llamado “White lifes mater”, y es verdad que entre ellos se encuentran grupos neonazis, pero la gran mayoría son genuinamente estadounidenses que, con más o menos razón, se preocupa por la deriva que ha tomado el país, donde según ellos, el hecho de ser negro o hispano te da unos privilegios que no tienen los blancos y que además ven con horror que están siendo invadidos por el Islam –como toda Europa-
Y en la izquierda se encuentra otro grupo opositor del anterior, “Black lives mater” éste formado antes que el anterior, y donde se pueden encontrar personas que de verdad se preocupan por la defensa de los derechos de las personas de color, los hispanos, y otras minorías étnicas, que según ellos, y según el autor de este blog también, son los colectivos más débiles y peor tratados e indefensos.
Pero en este último, al igual que en la derecha neonazis, aquí se han infiltrado comunistas.
Bueno comunistas es un decir, porque mas bien son un batiburrillos de perro flautas, fumaos y adolescentes con ganas marcha, sexo y aventuras. O sea, “Podemos” en americano.
Y es aquí donde, como casi siempre, ha comenzado el lio. Primero no respetaron la manifestación pacífica de los anteriores y se lanzaron contra ellos con piedras, palos o cualquier cosa que tuvieren a mano, hasta el extremo de tener que intervenir la policía y apaciguar la cosa a porrazo limpio.
Y no quedó aquí la cosa sino que, los “Podemitas americanos”, han comenzado, igual que aquí los de la “desMemoria Histórica”, ha derribar aquellas estatuas que representan a los héroes sudistas. O sea, aquellos hombres que murieron en la Guerra Civil Americana, peleando por el Sur, pero a los cuales en reconocimiento a su valor y se les había erigido una estatua.
Estatuas que ahora, estos justicieros en retrospectiva, derriban sin miramientos, tachando a los hombres que representan, de negreros y esclavistas.
Y, como parece que le han tomado gusto a la cosa, el asunto ha ido en crescendo, y hace una semana, la estatua que ha aparecido sin cabeza ha sido la del mismísimo Cristóbal Colom.
Además, han decido que van a cambiar, o ya han cambiado, el Día de Colom, por el Día de los pueblos Indígenas o algo así.
Aunque esto de tratar de desprestigiar a Colom, y negarle autoría del descubrimiento de América, no es nada nuevo.
Durante años, los británicos, que nunca han sabido tragarse el sapo de que fueran tres naves españolas los descubridores del nuevo mundo, han tratado por todos los medios de desprestigiar aquel hito histórico. Puntualizando una y otra vez que, primero, Colón no era Español y segundo, que antes que él ya habían llegado allí los vikingos.
Pero ahora también se han subido a ese carro los norteamericanos, especialmente, los de origen latino, que parece que ven en Colón el culpable de todas sus desdichas.
Escribía el otro día un comentario en “facebook” un memo, por su nombre, de origen italiano, que, Colón no solo había sido precedido en el descubrimiento de América por los vikingos, sino que además se creía que los asiáticos ya habían llegado a Sudamérica, muchos años antes.
Pues para este y para todos esos que ya llevan con esta murga una buena temporada, quiero decirles que, claro, claro que si, Cristóbal Colón fue precedido en el descubrimiento de América por los vikingos y también por los asiáticos, ¡cómo no!?
Y éstos últimos fueron presididos por los nativos americanos, mas tarde conocidos como indios, que ya estaban allí cuando Colón llegó a aquellas tierras.
Pero no fue hasta que Colón colocó a las Américas en un mapa, que alguien supo que existía un nuevo continente.
Y, además, es muy injusto señalar a Colón como el principal culpable –ni siquiera como culpable- de la masacre que sufrieron los indios, sino que hay que culpar a los europeos en general.
Fueron los blancos, como los llamaban los indios, los culpables de aquella hecatombe.
Y donde se encuentra hoy Estados Unidos, fue donde la raza india se llevó la peor parte, porque mientras que en México y América del Sur, se puede encontrar mucha gente con mescla de sangre blanca e india, no se puede decir lo mismo de Estados Unidos, donde los nativos fueron casi exterminados y los pocos que sobrevivieron fueron aislados en reservas donde todavía siguen hoy.
Colón no fue ningún malvado ni asesino. Fue un hombre de su tiempo que hizo lo que cualquier hombre de su tiempo haría o le gustaría hacer.
Y no hay mayor maldad que juzgar a un personaje histórico –cualquier personaje histórico- por los parámetros de hoy día.
La gran mayoría de ellos fueron gente valiente, buena y honrada, que vivieron en su tiempo lo mejor que sabían.
Pero la demolición de los símbolos del pasado no se detiene con los americanos que lucharon en el bando sudista, o con Colón, no, la demolición se vuelve global y las estatuas de Gandhi, Nelson o Lenin se enfrentan al hachazo.
Sin ir más lejos, hace unos días, en Polonia fueron retirados los monumentos dedicados a los héroes soviéticos que murieron durante la liberación de Polonia en la Segunda Guerra Mundial e incluso en Inglaterra se está poniendo en tela de juicio la vida y obra de Winston Churchill.
Y es que con la nueva moda que se está instalando entre los “progres” de este mundo, de ganarle batallas y guerras a los muertos, no está a salvo ni Santa Teresa de Jesús.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído