Pacos

Paco Sande

El Principio de Peter

Todo el mundo conoce la “Ley de Murphy”, aquella que dice que: “Si algo puede salir mal, saldrá”.

Pero muy pocos conocen la “Ley de Peter” o “Principio de Peter”, ésta dice: “En una jerarquía todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: La nata sube hasta cortarse”. Ésta fue formulada por el profesor Laurence J. Peter, en 1969.

Pero ya muy anterior a éste, en 1910, Ortega y Gasset, dio forma al siguiente aforismo: Todos los empleados públicos deberían descender a su grado inmediato inferior, porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes”.

Y todos hemos comprobado mas de una vez que las dos funcionan a la perfección.

Pero aquí quiero centrarme en la segunda, “La ley de Peter” y la influencia que ésta parece tener sobre los políticos, especialmente, los políticos, o partidos políticos, de la izquierda.

Estos suelen ser geniales en la oposición, maestros a la hora de vendernos su ideología – Vendernos la moto, que diría un amigo mio – y extraordinarios a la hora de hacer subir las encuestas a su favor, pero completamente inútiles una vez llagados al poder.

Y esto no es nada nuevo, la izquierda es buenísima en la oposición pero completamente incapaz a la hora de gobernar y esta incapacidad, esta ineficacia, la han venido supliendo con el sistema de pasar la pelota al tejado del otro o culpándolo directamente. Y como, en el campo de la propaganda, son consumados maestros, siempre se han escapado de rositas.

Todos estos años atrás, la culpa de cualquier desaguisado la tenia Franco.

Qué Franco llevase muerto mas de veinte, treinta o cuarenta años, no importaba, la culpa de todo la tenia él porque había sido muy malo.

Ahora, al parecer, el que Franco lleve muerto mas de 45 años, incluso a ellos les está pareciendo algo excesivo el seguir echándole la culpa de la ruina en que se ha convertido nuestro país.

Pero no importa, ellos, inasequibles al desaliento, enseguida buscan otro chivo expiatorio, y culpan al PP, a VOX, a la monarquía, a los millonarios, a los empresarios, a la Elite en la Sombra, al Nuevo orden Mundial, al cambio climático, o a cualquiera que pase por allí un poco despistado.

Vean sino el pasado Iº de Mayo, Día del Obrero, festivo. Manifestación en Madrid, los obreros pidiendo mejoras para la clase obrera, valga la redundancia.

Y al frente de estas manifestación nos encontramos a Ione Belarra, Irene Montero, Yolanda Díaz, Carmen Calvo y Jose Luis Ábalos, tres ministras, una vicepresidenta y un ministre, o sea, la flor y nata del Gobierno, el corazón, diría yo, ¿pidiendo qué?

Mejoras para la clase obrera.

¡Oye, tío! Vosotros sois el Gobierno, los patronos, los dirigentes de la cosa, los ceos, que dicen ahora los modernos. Yolanda Díaz, es la ministra de trabajo, así que, si vosotros creéis que la clase obrera merece más, pues muy bien, arreglárselo.

Vosotros podéis, en realidad, debéis, puesto que habéis sido elegidos para ello.

Pero es que es eso, la izquierda en el Gobierno no sirve para nada, pero, como su cinismo no tiene paragón, hasta cuando Gobiernan se sienten oposición.

En esta ultima crisis con Marruecos, la que se ha desatado al enterarse el Rey Mohamed VI, de que el líder del Frente Polisario, estaba hospitalizado en España, asunto este, que ha puesto a Mohamed hecho un basilisco y en un berrinche del copón, ha abierto la puerta y ha disidido que todo aquel que quiera entrar en España, él no piensa impedírselo y lo siguiente es que la frontera con Ceuta se haya convertido en un coladero y estemos sufriendo una verdadera invasión.

¿Y quién tiene la culpa, según el Gobierno?

Pues Mohamed VI, ¿¡como no!?

Pues no señor Sánchez, señores y señoras del Gobierno,no.

De todos es sabido que España ha estado pagando a Marruecos para que éste no permita a ningún inmigrante acercarse a la valla española. Y ésta puede ser una medida más o menos controvertida, pero de este modo España se libra del compromiso de bregar con los inmigrantes ilegales, así que vista desde este punto, no esta nada mal.

Pero si la cosa falla, si por cualquier causa o motivo, Marruecos deja de “cumplir su parte”, como es el caso, el último y principal responsable de defender nuestras fronteras, no es Marruecos, en este asunto ellos solo son mercenarios a sueldo, el responsable capital de defender las fronteras españolas es España, y el Gobierno de España es el máximo responsable de que eso se haga así.

Pero, como todo buen socialista, una vez en el poder, el Gobierno de España, ni está ni se le espera.

Y así han hecho siempre. Una vez conseguido ese puesto que tanto anhelaban y cuando las cosas se ponen serias, agachan la cabeza, se hacen el sueco, y a ver a ¿quien le echamos las culpas?

Pero esta vez, al parecer, no ven a nadie a quien pesarle la pelota, ni avistan forma alguna de escapatoria y ¿qué hace nuestro ínclito Presidente Pedro Sánchez?

Pues ha comenzado a arreglar España para dentro de cincuenta años…¿Que tiene bemoles!

Nos sube la bombona, el gas-oil, el IBI, el impuesto de patrimonio, el impuesto de sociedades, las transacciones financieras, las bebidas azucaradas, y las otras también, etc, etc. Bueno, usted nombre algo, que seguro que ha subido, y mientras, el imbécil cara-cemento, Sánchez, quiere arreglar la España para dentro de cincuenta años. ¡Hay que ponerle cigotos a la cosa!

Quieren hacer un recorte de 11 millones en sanidad, mientras le dan a Cataluña, el cincuenta por ciento de los fondos de recuperación y ponen en la calle a los golpistas, y nos avisan de que nos van a cobrar por circular por las autovías, y no permitir hacer la Declaración de la Renta, conjunta.

O sea, el Gobierno que nos iba a bajar todo, nos cruje por todas partes, pero fue ahora, con la brutal subida de la luz, un 45%, un 268%, con respecto a abril de 2018, cuando incluso los mas acérrimos defensores del PSOE, los socialistas mas convencidos, comienzan a dudar de que el PSOE, este PSOE, siga siendo el partido de los pobres.

La cosa se ha puesto tan mal, hasta tal punto llega la crispación, que, el otro día, una personita a la que yo quiero mucho, y que ¿no sé por qué? Es una ferviente entusiasta de la izquierda, me dijo: “desearía que en estos momentos gobernase la derecha”.

¿Como es eso? Pregunté…

Porque de ese modo saldríamos todos a la calle y no consentiríamos este abuso de la luz, pero como gobierna la izquierda, no va a salir nadie, ya lo veras…

¡Un lógica aplastante!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído