Pacos

Paco Sande

Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis

Cuando los primeros cuatro, de los Siete Sellos, se hayan roto, cuatro jinetes serán llamados.

El primer jinete aparece sobre un caballo blanco y simboliza la Conquista, el segundo es rojo o bermejo y describe la Guerra, el tercero es negro y representa el Hambre, y el cuarto es pálido y significa la Muerte.

Estos son los Cuatro Jinetes del Apocalipsis.

Todos hemos oído hablar de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, ya sea en la Biblia, o quizás en otra referencia posterior. Cuando el final de los tiempos haya llegado, no podrás ir muy lejos sin encontrarte con estos cuatro jinetes.

Estos cuatro jinetes tienen su origen en la mitología cristiana.

En el libro de Revelaciones capitulo 6, Juan de Patmos nos habla de un pergamino en la mano derecha de Dios, el cual ha sido cerrado y sellado con siete diferentes sellos.

Cuando el Cordero de Dios rompa cuatro de estos siete sellos , mandara sobre los humanos cuatro seres que cabalgaran cuatro caballos, blanco, rojo, negro y pálido.

Cuando nombra al Cordero de Dios, se refiere a Jesucristo, esto nos lleva a pensar que, siendo obra de Dios, tal vez sea un futuro castigo que la humanidad atraiga sobre ella misma.

El primer jinete que aparece es el que cabalga un caballo blanco. El jinete de la Conquista.

“Entonces vi al Cordero romper uno de los siete sellos, y oí una de las cuatro criaturas decir con una voz de trueno, “Venid”. Y mire, y contemplé, un caballo blanco, y aquel que lo cabalgaba, tenia en su mano un arco; y una corona le fue entregada, y él salio conquistando y para la conquista”.

Este jinete ha sido interpretado en diferentes formas,

en este contesto, conquista quiere decir, predicar la palabra de Dios, y la razón de por qué este jinete viste de blanco, puede ser debido al hecho de que, tradicionalmente, blanco es el color que la Biblia asocia con pureza, cristo y justicia.

A mediados del siglo XIX, hubo quien vio en este jinete la representación del Anti Cristo, y no era visto como una figura positiva.

Hay quien ve en este jinete al símbolo de guerra, algo que tiene sentido sabiendo que conquista y guerra normalmente van de la mano.

Pero también hay otros muchos que ven a este jinete como símbolo de pestilencia en vez de conquista.

Y en los últimos cien años escritores y eruditos han asociado este primer jinete con epidemias y portador de plagas.

El segundo jinete es es el del caballo rojo, el jinete de la Guerra.

“Cuando rompió el segundo sello , oí a la segunda criatura decir, “Venid”. Y otro, un caballo rojo, salió; y a aquel que lo cabalgaba, se le concedió quitar la paz de la tierra, y los hombres se mataran unos a otros, y una gran espada le fue dada”

Todo lo concerniente al segundo jinete es bastante directo.

Cabalga un feroz caballo rojo y blande una gran espada hacia arriba, como una declaración de guerra.

Espadas alzadas, significan, generalmente, la intención de entrar en batalla y el color rojo, podemos asumir que simboliza el derramamiento de sangre que siempre acompaña a la guerra.

Tanto el jinete blanco como el rojo, ambos se relacionan con la guerra pero no de la misma forma.

La conquista implica tomar el control o posesión de algo a través de la fuerza militar.

En el caso del jinete rojo, “se le concedió quitar la paz de la tierra y los hombres se mataran unos a otros” . Es este párrafo el que llevó a los eruditos a interpretar al jinete de la guerra como representación de una guerra civil.

El tercer jinete es el del caballo negro, el jinete del Hambre.

“Cuando rompió el tercer sello oí a la tercera criatura decir, “Venid”. Y miré, y contemplé, un caballo negro; y el que lo cabalgaba tenia una balanza en sus manos. Y oí algo parecido a una voz en el centro de la cuatro criaturas decir, “Un cuarto de trigo por un denario, y tres cuartos de cebada por un denario”; pero no dañar ni el aceite ni el vino”.

Hay quienes creen que la balanza que el jinete porta puede ser interpretada como la balanza de la justicia.

Otros creen que la balanza refleja como el pan tiene que ser pesado y racionado en tiempos de hambre y miseria

Y es la mención de la cebada y el trigo en el párrafo anterior, la que ha llevado a esta última interpretación.

La mención del denario, no tiene mucho sentido hoy en día pero, mas o menos, nos quiere dar a entender la necesidad de toda una jornada completa de trabajo solo para comprar los ingredientes básicos para hacer pan.

También menciona que el precio del aceite y el vino no sea tocado, porque en tiempos de hambruna estos alimentos aparecerían como un lujo dentro del poder adquisitivo del obrero común.

Si el tercer jinete es portador del hambre como castigo, tratar de obtener algo tan necesario como el trigo y la cebada, alimento básico pero de máxima importancia, tiene sentido.

El cuarto y último jinete, es el jinete pálido, muchos eruditos lo describen como de un color enfermizo o macilento, en contraste a los colores específicos de los tres jinetes anteriores.

Aunque en interpretaciones artísticas posteriores, un color verdoso ha sido asociado con el jinete de la muerte.

“Cuando el cordero rompió el cuarto sello, oí la voz de la cuarta criatura decir, “Venid”. Y miré y contemplé un caballo bayo y el que lo montaba llevaba por nombre Muerte. Y Hades lo seguía. Y se les dio autoridad sobre un cuarto de la tierra, para ser muertos con la espada, con el hambre, y con la peste, y por las bestias salvajes de la tierra.”

Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis han sido interpretados de muchas diferentes maneras, esta es una de ellas: la ruptura del primer sello significa la llegada del anticristo; el segundo, una guerra mundial; el tercero, un colapso económico; y el cuarto la muerte de la cuarta parte de la población mundial.

El último jinete es el único que es mencionado por su nombre, Muerte, o también conocido como Thanatos, una deidad griega asociado con la muerte no violenta.

“Se les dio autoridad sobre una cuarta parte de la humanidad, para ser muertos con la espada, con el hambre, y con la peste, y por las bestias salvajes de la tierra.”

Este ultimo párrafo puede hacernos suponer que esta potestad para matar le fue dada a la Muerte y seguida por Hades para llevarse sus almas, pero el hecho de que menciona la espada, el hambre y la peste, nos induce a pensar que el párrafo se refiere a los Cuatro Jinetes.

“Después de años de masacres, hambrunas, opresión y fallos del imperio para mirar por sus gentes, la Muerte marcará la disolución del Imperio Romano”

Cambiemos Imperio Romano por Occidente y tendremos una pequeña idea de que, los Cuatro Jinetes de Apocalipsis, quizás, ya estén aquí.

“Mi padre me dijo cuando yo era una niño: Las personas que están en el poder, mienten,

Y si queremos seguir viviendo en una democracia, tenemos que entender que la gente en el poder miente, que la gente en el poder, abusa de todos los poderes que les hemos otorgado.

Y ahora mismo, les estamos dando el poder de microgestionar cada parte de nuestras vidas, 24 horas al día.

Van a saber dónde estamos. Van a saber el dinero que gastamos.

Tendrán acceso a nuestros hijos.

Van a tener derecho a obligar a que se realicen intervenciones medicas en nosotros.

Sabemos que lo nazis en los campos de concentración, en la Segunda Guerra Mundial, probaron vacunas en gitanos y judíos.

Y el mundo estaba tan horrorizado después de la guerra, que firmamos la Carta de Nurenberg, en donde todos juramos, que nunca mas impondremos intervenciones medicas , no deseadas, en seres humanos, sin su consentimiento informado.

Y sin embargo, en dos años, toda esa convicción ha desaparecido de repente.

La gente camina en masa hacia donde la ciencia no les fue explicada.

Están haciendo lo que se les ordena”.

Ellos, estas agencias gubernamentales, están orquestando la obediencia y eso no es democrático.

Eso no es el producto de la democracia”.

(Robert Kennedy Jr.)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído