Entrevista PD a la ex corresponsal de TVE y COPE en Roma

[VÍDEO ENTREVISTA] Paloma Gómez Borrero: «Nunca tuve enfrentamientos con Losantos, pero prefería que no me llamara si no le parecía bien lo que iba a contar»

"El concepto de banco no va con el concepto de doctrina social de la Iglesia"

Paloma Gómez Borrero permaneció 30 años como corresponsal en Roma y en El Vaticano, siendo una de las periodistas más acreditadas y autorizadas a la hora de hablar de lo que se cuece en los interiores de la Basílica de San Pedro. Ha cubierto los cónclaves que eligieron a Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Y se la consideró especialmente cercana a Juan Pablo II al que acompañó en todos sus viajes.

La veterana correponsal concede una entrevista sobre su larga trayectoria periodística a Periodista Digital.

ITALIA

Usted vivió muchos momentos destacados de la historia de Italia, como el secuestro de John Paul Getty III.

Estoy convencida de que todo aquello empezó por un falso secuestro. Querían sacarle dinero al abuelo. Que era uno de los hombres más ricos del mundo y también un agarrado. Este nieto quiso, con un grupo de amigos, fingir el secuestro. Tengo esa impresión. Pero se le fue de la mano. El abuelo no pagaba y le cogió, para gestionar el secuestro una banda criminal. Y ya le cortaron la oreja y pasó todo aquello.

En la Calabria le dedicaron a Getti una calle ¿homenaje o burla?

En Calabria nunca se sabe. Los italianos tienen el ni. Nunca sabes por qué lo hacen.

También le pillaría el crimen de Aldo Moro

Descubrir el cadáver de Aldo Moro fue para mí algo impactante. Se estaba hablando de la posibilidad de que le dejaran en libertad. Después de meses de secuestro. Yo estaba con los de la RAI y había la impresión de que habría una llamada. Pero pensaban encontrarle vivo. (…) Y me encontré delante de todos cuando abren la parte de delante del Citroen lo encontramos, a Moro, encogido, cubierto y muerto. Fui a un bar, no había móviles. Le pedí a los del bar que me dejaran llamar a Madrid, había terminado el telediario, pero Pedro Macía, en cuanto lo supo, hizo una crónica de urgencia y yo desde aquel bar di la noticia de que acababa de ver el cadáver de Aldo Moro. Vi una página de la historia de Italia que podía acabar en tragedia. Se hizo un silencio enorme en la calle de Roma. Fueron las Brigadas Rojas.

Y escogieron a Moro, que era precisamente el que defendía el acercamiento los comunistas

Creo que fue por eso. Ese compromiso histórico que él creía. Él era un hombre de Estado y entendió que había que hacerse ese compromiso entre la Democracia Cristiana y el Partido Comunista. Era un hombre con unas ideas divertidas, porque pedía ‘convergencias paralelas’. De lo imposible. Y la Democracia Cristiana no aceptó el chantaje y sacrificó a Moro. Fue una época con muchos atentados de las Brigadas Rojas, también a periodistas como a Indro Montaneli.

Cuando las Brigadas Rojas deciden dejar las armas, no las entregan al Estado. Las entregan al cardenal de Milán

Otro crimen muy recordado fue el asesinato de Dalla Chiesa

Pero ese fue la Mafia. Era un hombre que luchaba contra la Mafia y lo asesinaron. Además en la Mafia no se llega a saber nunca nada. La mama santísima. Lo mataron en la plaza junto a su joven mujer. Estaban las ventanas abiertas de la plaza. Pero como pasa en la Mafia, nadie había visto nada. Nadie sabía nada. La omertá.

¿Y recuerda el caso Calvi?

Calvi era lo de la Banca Ambrosiana. Mal llamado ‘Banco Vaticano’. También fue cosa de la Mafia. Estaba también por ahí en medio la P2, la masonería. Él se apoyó en el arzobispo Marzincus. Y cuando Marzincus ve que hay cosas raras, se retira y deja abandonado a Calvi. Influido por la P2 y perseguido, se suicida… o le suicidan.

Se ha dado a entender muchas veces, hasta con peliculas que, Marzincus era de la mafia y que Juan Pablo I lo mataron porque se enfrentó a ellos

Juan Pablo I fue asesinado. Su familia dejó claro que siempre tuvo muy mala salud. Había tenido trombosis, las piernas muy hinchadas. (…) Su sobrina, que era médico, dijo que fue un trombo que le subió de las piernas y le paró al corazón (…). Yo conocí mucho a Marzincus, que había sido boxeador antes que sacerdote y me parecía un hombre que no debió haber sido jefe de un banco. Porque el concepto de banco no va con el concepto de doctrina social de la Iglesia.

¿Piensa lo mismo en el caso de Miguel Castillejo, el sacerdote ex presidente de Caja Sur en España?

Ese hombre, el presidente de Caja Sur, también ayudó mucho a la Iglesia. Pero los bancos los deben llevar hombres de banca. Un director de banco ante un drama de los desahucios cómo lo mide ¿con el termómetro del beneficio o con el de la caridad?

Con el asesinato del juez Falcone fue cuando más se sintió que lo de la Mafia no tenía solución

El asesinato de Falcone y el de Borsellino. La Mafia es difícil de derrotar. Mussollini lo intentó por todos los métodos y, pese a ser un dictador, no pudo con ella.

En los años noventa, casi a la vez estallan la Democracia Cristiana de Andreotti, que es procesado, y el Partido Socialista de Craxi que huye del país…

No actuaron igual. Andreotti se siente en el banquillo y acepta 10 años de proceso y Craxi escapa. Huye y muere en Túnez. El sistema lo aguanta porque los italianos están acostumbrados. Maquiavelo era italiano. A Andreotti le han llamado de todo, entre otras cosas ‘belcebú’ a lo que él contestaba que no sabía si conocería al verdadero belcebú arriba, de tantos belcebús que había conocido abajo.

¿Era Andreotti un amigo de la Mafia?

En Sicilia la convivencia con los hombres de la mafia, es que lo notas. Son los votos. Está tan arraigada en Sicilia. Yo conocí a Andreotti y le tenía una gran estima. Durante el proceso le mandé una carta diciéndole ‘espero que la verdad se descubra’. Era un hombre de Estado y de una inteligencia extraordinaria. Le acusaron de todo, de lo de Aldo Moro, de lo de Dalla Chiesa, él decía que de lo único de lo que no le acusaron fue de las guerras púnicas.

Y en medio de esta crisis irrumpe Silvio Berlusconi

Yo no entiendo a la Italia de Berlusconi. No me la explico, salvo por una falta de sentido del Estado. Hombres que van a su propio beneficio. La gente quiere a un líder. Ahora Beppe Grillo. Un demagogo. Berlusconi apareció como una ilusión ‘de este hombre, como es tan rico, pues no robará’. No había alternativas. Y ahora tampoco, tendremos en breve otras elecciones. El de Berlusconi al menos fue duradero.

Berlusconi ha sido positivo o negativo

De positivo tiene su simpatía. Sabe ganarse a la gente. Entretenía a los pasajeros en el avión. Pero como personaje humano me parece impresentable.

SALIDA DE TVE

Se ha dicho que su destitución como corresponsal de TVE en 1983 fue por una fijación personal de un directivo…

Fue Calviño. No sé por qué. Supongo que no tienes por qué caerle bien a todo el mundo. Y, por lo visto, no tenía muchas ganas de verme en pantalla.

Urbano escribió que lo primero que le dijo Calviño a Nasarre cuando le reemplazó en TVE es que quería echarla a usted.

«Lo primero que voy a hacer es cargarme a la Gómez Borrero». Sí. Me lo han dicho por muchos sitios. Y creo que es cierto. ¿Por qué? Eso habrá que preguntarlo a Calviño. Nos quería cesar a mí y Pedro Erquicia.

Pero el cese no se produjo hasta que llegó a Enrique Vázquez como director de Informativos

Algo pasó. Y se retrasó. Enrique Vázquez, que días antes de cesarme hizo unas declaraciones diciendo que le parecía una corresponsal estupenda, me cesó, pero ofreciéndome alternativas, como Atenas. No me puso en la calle. Simplemente querían que no estuviera en El Vaticano. Daba la sensación de que no querían que, cuando había leyes conflictivas, como la ley del aborto… que no consideraron que fuera conveniente que yo diera las informaciones relativas al Papa.

Pero la persona que le reemplazó, Pérez Pellón, no estaba considerada una persona ‘amiga’ de la Iglesia, precisamente

No. No tenía mucha amistad. Había atacado mucho al Papa.

Usted ha estado muchos años en la Cadena COPE, que aunque esté vinculada a la Iglesia ha sido la radio con los comunicadores más vehementes: José María García, Antonio Herrero, Federico Jiménez Losantos, que hacían preguntarse a sus enemigos «¿Cómo la Iglesia permite que digan esto o lo otro?»

A todos ellos los considero muy amigos míos. Todos han sido compañeros. A mí nunca me impusieron nada en la COPE. Tampoco me impusieron nada en TVE. Lo que yo quería decir lo decía. Lo único que podía pasar era que me cortaran la crónica. Decirme a mí «no me digas esto» nunca. Es verdad que tuve alguna vez con Federico… que él me dijera: «tú lo cuentas así, porque he leído que es así». Y yo le decía «Federico no, yo no lo veo así y soy yo la que estaba ahí y lo veo de otra manera. O no te lo cuento, o lo cuento de esa manera». Pero no eran enfrentamientos con él, era decirle como veía yo las cosas y si no le parecía bien que no me llamara y no me ofendía. Lo que me hubiera ofendido es que me hubieran manipulado.

Alguna vez cuando los obispos conceden entrevistas parece que les manipulan. Como las entrevistas al obispo de Tenerife, o una a Munilla con el tema de Haití, que sacan una declaración…

Eso que hicieron [con Munilla] es manipular. Yo nunca he manipulado.

Usted ha participado en programas que no dejaban demasiado bien a la Iglesia como en ‘Salvados por la Iglesia’ de Jordi Évole o ‘La Noria’ discutiendo con Giménez Arnau.

Yo tengo una teoría. Basta con contrapensar y no contradecir. Yo, en esos programas, he dicho lo que pensaba con mucho respeto. Respeto mucho las ideas de los demás.

IGLESIA

¿De verdad ayudó Juan Pablo II a derribar las dictaduras comunistas?

Lo ha dicho Gorbachov. Lo ha reconocido el propio Mijail Gorbachov, que es un testimonio bastante fiable. Juan Pablo II conocía muy bien el imperio soviético. Se decía entonces que Gierek, líder comunista de Polonia, tenía leucemia, porque se había encontrado con 35 millones de glóbulos blancos y 3 millones de glóbulos rojos (…) La Unión Soviética tuvo miedo desde el principio a Juan Pablo II y por eso quiso acabar con el Papa, porque tenía mucho fuerza. (…) Años después Gorbachov le daría al Papa dos informes que se hicieron en la época de su atentado en la que advertían del peligro que suponía Juan Pablo II y que había que bloquearlo. Por eso hubo aquel complot para matarle. Lo que pasa es que por la distensión y la necesidad de acuerdos, el mismo Papa prefirió el diálogo que el entendimiento. Hay que saber perdonar y saber olvidar.

Juan Pablo II ha estado visitado países con dictaduras, en la Cuba de Fidel Castro, en la Chile de Pinochet, en la Argentina de Galtieri… ¿no sería respaldar a dictaduras?

Con Galtieri decían que los argentinos querían más a las Malvinas que al Papa. Es importante señalar que el Papa no va a visitar al dictador, va a visitar a los pueblos y a veces los pueblos que necesitan más aliento y ayuda del Papa, son los pueblos bajo dictaduras. No puedes ir a un país a ver al pueblo sin saludar al dueño.

En un curso de verano de Garzón en la Complutense, me pareció entender a Juan José Tamayo que a Juan Pablo II no le vino mal la muerte del obispo Romero, porque él estaba obsesionado en destruir la Teología de la Liberación con la que, según él, simpatizaba aquel obispo.

Siento discrepar. Juan Pablo dijo en Brasil que él era el primer teólogo de la liberación, si eso era dar justicia social y defender los derechos. Pero sin armas. Esa justicia tiene que ir con el evangelio en la mano y no con la pistola. Cuando llegamos a El Salvador, lo primero que hizo Juan Pablo fue rezar en la tumba de Romero y quiso estar sólo en la tumba. El proceso de beatificación está abierto. Ahora el papa Francisco ha dicho ‘adelante con ese proceso’ porque está considerado un mártir.

A Juan Pablo II le han echado en cara el tema de los Legionarios de Cristo

Es un tema muy triste. Muy doloroso. Tengo la impresión de que el Papa estaba ya muy mayor. Sacan siempre la foto en la que le estaba saludando. Era una congregación de gente que se dedicaba a los jóvenes, que hay sacerdotes fantásticos…

…Y tienen una universidad muy reconocida, la Francisco de Vitoria

Sí, que es una universidad buenísima. Por eso el caso de Maciel es como el Dr. Jeckly y Mister Hyde. Es un hombre que ha hecho tanto daño, tantísimo daño a la Iglesia. No lo podía imaginar Juan Pablo II y además muchos no se lo dijeron. Además él estaba marcado por una época, en Polonia, en la que se calumniaba mucho a los sacerdotes. Y él no pudo imaginar que aquel hombre, al que veía como un místico. No podía imaginarse, ni sus propios legionarios, que era como satanás, para mí era como satanás. No se puede hacer tanto daño. Una vida tan espantosa. ¿Cómo pudo engañar a tanta gente? Empezando con el Papa.

Se ha hablado mucho de los casos de pederastia en la Iglesia

(…) Hubo una época en la que cuando un padre violaba a sus hijas, la propia madre lo ocultaba, por querer evitar el escándalo

En esa comparación la Iglesia sería como esa madre que encubría…

Pero Benedicto XVI acabó con eso. Dijo que todos los que cometieran delitos tenían que sentarse en el banquillo, en el banquillo de la justicia y el banquillo de Dios. Pero la pederastia no está en la Iglesia. Quizá en la Iglesia es donde menos, está en muchísimos estamentos. (…) Puedes ver a un señor mayor trabajador, con una pinta estupenda, que luego resulta que está siguiendo páginas pedófilas por Internet. (…)

Usted dijo que no le sorprendió la renuncia del Papa

Es que, físicamente, tal como está, no le veía para la JMJ de Brasil. Y estaba la entrevista en la que el propio Benedicto había dicho que un Papa debía renunciar si no contaba con buena aptitudes físicas. Cuando nos dio la sorpresa no me lo esperaba para ese día. Pero no me llamó la atención, porque siempre fue un hombre coherente.

Y acerto en que se llamaría Francisco

Yo quería que se llamara Francisco, porque pensaba que hacía falta un Francisco de Asis del siglo XXI. Por eso cuando me preguntaron como quería que se llamaran dije ‘Francisco’. Pero no me esperaba que fuera Bergoglio, con 77 años lo veía imposible.

Miguel Mora escribió en El País que Benedicto XVI dimitía porque había sido ‘derrotado por los ultras’, como que la curia lo había vencido

Miguel es como es. (…) La curia está hecha de hombres y los hombres, vemos en todos los Gobiernos como son y tienen sus debilidades y existen cosas que hay que cambiar y se cambiarán.

Ha conocido mucho a periodistas españoles y a italianos ¿a quiénes ve mejor?

Depende, hay de todo en la viña del Señor.

 

 

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Lo más leído