LA CLAVE DEL DÍA

Los ex directivos de Caixa Penedès ofrecen devolver su botín

Para no ir a la cárcel, renunciarán al cobro de los 28,6 millones que se adjudicaron en planes de pensiones por lo que se les juzga

Es el primer juicio a las cúpulas de las cajas intervenidas

Cuando se ven a punto de ir a la cárcel, los ladrones de guante blanco se arrepienten y buscan acuerdos que les salven.

La justicia española, pese a las críticas de los demagogos, condena a muchos corruptos, aunque luego los Gobiernos les indulten, como hizo el socialista Zapatero con el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz. La Audiencia Nacional ha confirmado una condena a más de dos años a Gerardo Díaz Ferrán sigue en prisión; el Tribunal Superior de Justicia valenciano ha condenado a ocho años al ex conseller Rafael Blasco; y la Audiencia de Barcelona  ha condenado a Félix Millet a seis meses de cárcel y la devolución de 3,6 millones por un asunto menor dentro del gran escándalo de corrupción que es el caso Palau.

Los ex directivos de la caja de ahorros catalana Caixa Penedès, que están siendo juzgados en la Audiencia Nacional, ofrecen devolver los 28,6 millones de euros que se adjudicaron en planes de pensiones.

EL PAÍS

El juicio contra la antigua cúpula de Caixa Penedès, que presuntamente se lucró de forma ilegal con planes de pensiones millonarios, se cerrará hoy, previsiblemente, con un acuerdo. Los cuatro exdirectivos acusados -Ricard Pagès, Manuel Troyano, Santiago José Abella y Joan Caellas- están dispuestos a devolver 28,6 millones de euros y a aceptar los hechos a cambio de lograr una rebaja sustancial en sus penas de prisión, explicaron fuentes judiciales.

Los indicios de un posible acuerdo saltaron ayer, en la penúltima sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Nacional, el primero que sienta en el banquillo a responsables de cajas rescatadas. A petición de las partes, el juez decidió suspender la vista. Las acusaciones presentarán hoy, según las mismas fuentes, nuevos escritos de calificación que implican una rebaja en la petición de cárcel para los exbanqueros. El acuerdo no involucra a la Fiscalía Anticorrupción, que mantiene incólume su petición de tres años de cárcel (medio año más para Pagès en su condición de director general y presunto «cerebro») por un delito continuado de administración desleal. El movimiento del resto de acusaciones, sin embargo, puede ser valorado por el magistrado.

EL MUNDO

La Fiscalía mantiene que todos ellos actuaron desde 2001 «de común acuerdo para vincular fraudulentamente a la caja de ahorros que regían, generando obligaciones económicas para su beneficio particular y en perjuicio de la entidad, actuando de espaldas a los máximos órganos colegiados».

LA VANGUARDIA

la vista quedó ayer provisionalmente en suspenso hasta mediodía de hoy, para dar tiempo a que se concreten los contactos. La Fiscalía, en todo caso, parece poco proclive a modificar sus conclusones provisionales.

Desde la óptica de las acusaciones este caso tiene una especial relevancia, no sólo por los fondos en juego, sino porque se trata del primer juicio contra los antiguos gestores de las cajas de ahorros que han protagonizado algunos de los episodios más sonados de la crisis del sector.

Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido