'INFORME BUITRE' DE PERIODISTA DIGITAL

No sólo Casimiro: la lista de periodistas ‘censurados’ por Pedrojota es muy larga

Cacho, Quevedo, Boyero y otros acusan a Ramírez de recortarles o tirar a la papelera sus artículos

Pasadas las 5 de la tarde del 3 de junio de 2014, María Ramírez, hija de Pedrojota y periodista de El Mundo publicaba un tuit en el que mostraba su tristeza por la «censura» en su periódico. Se refería a la modificación impuesta por Casimiro García-Abadillo a una crónica de Ana Romero sobre el Rey, con bronca sin precedentes entre el director y la especialista en la Casa Real incluida —Casimiro García-Abadillo a Ana Romero tras negarse a eliminar una referencia a la relación Corinna-Rey Juan Carlos: «O la quitas o ahí tienes la puerta»–.

Lo llamativo es que el progenitor de María Ramírez, que ha sido sancionada por su comentario en Twitter —Casimiro suspende de empleo y sueldo a la hija de Pedrojota por acusarle de implantar la censura–, no se quedó corto a la hora de recortar y modificar artículos e informaciones de muchos otros colaboradores y trabajadores del diario de Unidad Editorial.

Hay periodistas como Federico Jiménez Losantos o Carlos Cuesta que dicen que Pedrojota nunca les ha tocado un coma de su texto. Pero muchos otros afirman todo lo contrario.

Federico Quevedo defiende que fue expulsado como colaborador de El Mundo por un artículo en el que defendía a Rajoy, mientras que Manuel Martín Ferrand defiende que duró pocas semanas como colaborador del diario de Unidad Editorial porque desde el primer día le empezaron a recortar sus columnas o incluso se llegó a no publicarle alguna en concreto.

Pablo Sebastián lanza acusaciones similares, en concreto que dejaron de publicarle cuatro de los artículos enviados.

Jesús Cacho acusó, desde El Confidencial, a Pedrojota de censurarle muchas colaboraciones, y el crítico de cine Carlos Boyero justifica su marcha a El País por la ‘censura’ que le imponía el director de El Mundo.

Los contenidos sobre los que, según las acusaciones, ejercía la censura Pedrojota eran tanto políticos (le acusan de defender a capa y espada a Aznar o a Urdaci) como económicos, en especial cuando alguien criticaba a Botín o al Santander.

 

Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído