MENTIRAS DE LA MEMORIA HISTÓRICA EN LASEXTA

La valentía del millonario Wyoming de ridiculizar a Franco… 43 años después de su muerte

Franco y los gags que se repiten: A La Sexta se le empiezan a acabar las ideas…

El 3 de septiembre de 2018 ‘El Intermedio’ de La Sexta hizo un comentado gag en el que el Gran Wyoming y Dani Mateo sacaban un féretro con un muñeco del ex dictador de España, General Franco, para acabar descoyuntándolo.–‘Don Piso’ Wyoming arranca fuerte en laSexta: «Solo los que viven en Narnia hablan de Golpe de Estado en Cataluña»–

Si el ‘atrezzo’ del féretro se hubiera portado como probablemente estaba en el guión el ‘gag’ hubiera tenido más efecto y Dani Mateo no hubiera tenido que sobreactuar tanto al ‘fingir’ que se le caía.–Los ataques de Wyoming a los cristianos y a la Iglesia le salen muy caros a laSexta–

Ver a Wyoming destrozando un muñeco de Franco tras morrearlo no deja de ser una gracieta. Lo raro es que salgan un montón de medios a reaccionar como si lo hecho por Wyoming fuera algún tipo de ‘hazaña épica’, tuiteros, otros presentadores como los de Zappeando y hasta el diputado indepe Gabriel Rufián, que advirtió por redes a Wyoming de que podía tener problemas con la Audiencia Nacional.–Atresmedia hace la ley y la trampa: ‘Don Piso’ Wyoming justifica al caído y defraudador Màxim Huerta y Julia Otero elogia su guiño–

En realidad el hecho de que a Rufián le parezca novedoso una parodia ridiculizante contra el ex tirano Franco en La Sexta lo único que viene a demostrar es lo poco que deber ver La Sexta, dado lo frecuente que son los gags de ese tipo (como en la propia TV3).–Wyoming, más papista que Ferreras: incendiario editorial contra el PP y entrevista-masaje a Baltasar Garzón por el mismo precio–

En La Sexta los gags de Franco han sido una constante en los más de 10 años de existencia de la cadena: Hemos visto de todo, al Gran Wyoming hacer programas con un guiñol de Franco, hemos visto al Gran Wyoming bailar el ‘chiki-chiki’ como si fuera Franco (‘chiki-facha’), hemos visto a Wyoming jugando a los Pokemon, pero en vez con Pikachu, un mini Franco amarillo (Pakichu), hemos visto imitaciones de Franco en la sección de imitaciones de ‘El Intermedio’ o a Dani Mateo haciendo burlas con la detonación de su tumba.

Por ver, en La Sexta hemos visto a Jordi Évole (cuando era ‘el follonero’ bastante más auténtico que el de ahora) depositar rosas con logos tricolor y de izquierda republicana en el féretro de Franco (en este caso, el auténtico) y dedicarle una carta romántica burlona a Franco con tono de bebé.

Hemos visto a Miki Nadal, de ‘Zapeando’, imitando a un Franco apitufado bailando karaoke… en fin, ya a los de La Sexta les quedan pocas cosas que aún no hayan hecho con Franco cuyo marcador supera con creces en parodias a los que hayan hecho sobre ningún gobernante más reciente como José María Aznar, Rajoy o a Rodríguez Zapatero. Si los guionistas de La Sexta quieren ser más originales con el tema Franco lo tienen difícil, porque les queda poco que hacer.

¿Pegar tiros a un muñeco de Franco? Tal vez, pero eso es más propio de TV3 donde tienen a Jair Domínguez, que es más ducho en lo de disparar a sus obsesiones. ¿Quizá algo porno con el rostro de Franco? Igual si hacen algo por eso lado consiguen que se escandalice algún residuo franquista que quede por ahí suelto, pero la verdad es que los gags sobre Franco son tan repetitivos que ya aburren un poco.

Lo peor sería que encima se atreviera alguno – como parece insinuar Rufián – a considerar que ridiculizar a un gobernador criminal 40 años después de su muerte como hace La Sexta es un acto de valentía. Hombre, no, valentía poco. Como tampoco lo eran los que le combatían a la dictadura criminal franquista a base de un terrorismo igual de criminal.

Los únicos valientes eran los que se atrevían a criticarle con artículos o reportajes, como aquel ‘Nuevo Diario’ de Juan Pablo Villanueva insinuando que los ‘generales nacionalistas’ debían retirarse del Gobierno, o  Rodrigo Royo en ‘SP’ pidiendo la dimisión de ministros en portada, o Miguel Ángel Aguilar en ‘Madrid’ o ‘Posible’, Anson y Pemán tocando las narices al dictador pidiéndole que se retirara a Yuste para poner al Conde de Barcelona o incluso Rafael García Serrano, falangista despedido por el franquismo por oponerse a la Ley de Sucesión o Eduardo Haro Tecglen en ‘Triunfo’ criticando dictaduras internacionales y el capitalismo.

Todos ellos sí se la jugaban contra Franco en vida. Y también había humoristas valientes como los de ‘La Codorniz’ que se atrevían a hacer bromas contra el régimen en pleno franquismo, y hasta ‘Tip y Coll’ se la jugaron bastante más que los que ahora, por mucho que estos pudieran querer presumir por machacar muñecos del ‘malo’ 40 después de que esté criando malvas.

Hagan lo que hagan no cambiarán el hecho de que Franco no fue derrocado como Hitler o Mussollini (por mucho guste esa comparación), sino que murió en la cama (como Lenin, Stalin o Mao), con quienes sí podrían comparársele más acertadamente.
Lo de la ‘valentía mediática’ no es nada nuevo.

Tampoco se atrevió prácticamente nadie a hacer gags para ridiculizar a ETA en sus años de máximo terror (ochenta y noventa) a pesar de lo útil que hubiera sido para que se le perdiera el miedo, pero claro, el que lo hubiera hecho se la hubiera jugado. A lo mejor lo hacen ahora, o a lo mejor esperan a dentro de 40 años de que la banda haya dejado de matar, como parece costumbre. Esa parece la media de valentía mediática de este país

Te puede interesar

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído