SILENCIO CÓMPLICE

El escándalo de ‘agresión sexual’ en Telecinco salpica de lleno al Gobierno de Sánchez

El escándalo de 'agresión sexual' en Telecinco salpica de lleno al Gobierno de Sánchez
Pedro Sánchez, en su última aparición en Telecinco con Piqueras.

Lo contamos en Periodista Digital este viernes 5 de octubre, Telecinco lo ha vuelto a hacer y no es tolerable. Omar Montes incitó a su compañero de ‘Gran Hermano VIP 6‘, Asraf Bento, a que se acostase con Miriam Saavedra cuando ella estaba completamente ebria y semiconsciente. Es decir, incitó a la violación y ni siquiera se dio cuenta.

Ese es el problema. La televisión (privada o no) tiene la obligación moral de advertir sobre situaciones de este tipo pero en vez de esto, el reality le pasó la patata caliente al público (Vasile se pone en evidencia: en ningún programa de Telecinco se puede hablar del ‘Caso Omar Montes’).

Es decir, lejos de castigar este comportamiento, Mediaset se aprovecha de él para hacer de una situación tan grave un «juego» con los espectadores para que decidiesen si se castigaba (en cualquier caso mínimamente porque era una simple nominación) al machista agresor ( GH VIP: Miriam, Verdeliss, Omar y Asraf están en la cuerda floja).

Pero la situación se torna mucho más grave y delicada si tenemos en cuenta que hay antecedentes de este comportamiento del que la cadena además hace un espectáculo para su negocio de share (Telecinco: Un pufo de miles de euros deja a Aramis Fuster al borde del KO).

En la pasada edición de Gran Hermano Revolution, la del fracaso de audiencia presentada por Jorge Javier Vázquez, los responsables del programa anunciaron por Twitter que se «expulsaba» a José María sin saberse claramente los motivos del mismo.

Sin embargo, días después se sabía que la Guardia Civil investigaba un posible abuso sexual del concursante hacia su compañera durante una fiesta celebrada en la casa de Guadalix de la Sierra durante los pasados días (El giro desesperado de Telecinco con una serie le puede costar una multa millonaria).

Un directivo del concurso ha sido quien ha presentado la denuncia ante la Guardia Civil para que investigue el caso. En el atestado policial se asegura que José María habría incurrido en un posible delito de abuso sexual, aprovechándose de Carlota cuando esta se encontraba bajo los efectos del alcohol.

La reincidencia no parece una casualidad. Los responsables del reality y de Mediaset propician estas situaciones gracias al perfil de concursante que eligen cuidadosamente. Para colmo, se les suministra continuamente alcohol, una bomba de relojería.

Y nadie actúa. Al Gobierno más feminista de la historia, el de Pedro Sánchez, no se le ha escuchado decir ni «mu» sobre el asunto. Silencio que le ha salpicado en las distintas redes sociales que critican abiertamente la permisividad con comportamientos tan lamentables como el vivido este jueves en Telecinco.

Son feroces las críticas a Sánchez pero especialmente también hacia la «feminista de bandera» del Ejecutivo, la vicepresidenta Carmen Calvo que parece no haberse dado por enterada.

Tampoco lo ha hecho, y sorprende aún más, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Todo parece valer para Telecinco.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído