Eurovisión

EUROVISIÓN: Cantamos como nunca y quedamos de los últimos, como siempre

Mki quedó en el puesto 22 salvándose por el televoto de ser el farolillo rojo

EUROVISIÓN: Cantamos como nunca y quedamos de los últimos, como siempre
Miki Eurovision 2019

Nuevo certamen de Eurovisión, nuevas expectativa e ilusiones por parte de la representación española y nuevo fracaso a añadir a la ya larga lista de ellos. Cincuenta años lleva España, desde el triunfo compartido de Salomé en 1969, sin ganar la cita eurovisiva.

Con una puesta en escena que recordaba a la serie ‘Los Brady’, o como decía una amiga mía a un anuncio de El Corte Ingles, mucho colorido y porque no decirlo también, muchas ganas y entrega, actuó Miki Núñez en Tel Aviv (Israel)

Gracias al televoto consiguió remontar la última posición, lugar en el que actuó, y finalizar en el puesto 22, superando al mano la desafinada actuación de la diva Madonna.

Holanda, con Arcade de Duncan Laurence, que se perfilaba como favorita ha ganado finalmente el certamen también gracias al voto popular, aunque sin demasiado sobresalto: se veían ganadores.

Con mucha pena y casi nada de gloria. Así ha sido el paso de Miki Nuñez por Tel Aviv (Israel). España volvió a pegarse el batacazo en Eurovisión, aunque consiguió remontar con el televoto, no logró pasar de los cinco últimos puestos.

La canción del extriunfito se salvó de ser la última gracias al voto popular, que la situó en el puesto 22 de 26. Del jurado no nos dieron ni Francia, ni Andorra ni Portugal.

Holanda, con Arcade de Duncan Laurence, que se perfilaba junto con Suecia como una de las favoritas, se proclamaba ganadora del certamen, también gracias al voto popular, aunque sin demasiado sobresalto

Las casas apuestas daban a Arcade de Duncan Laurence como vencedor desde el principio. Y así fue, a pesar de que luchó por el primer puesto con Macedonia del Norte, Italia, Suecia y Rusia. Aunque finalmente el top 5 lo han completado Italia, Rusia, Suiza y Noruega.

Pero si hay que destacar algo, a parte del espectáculo multicolor bañado por la bandera del arco irir fue que lo más esperado de la gala defraudó. Madonna, la que fuera reina del pop mantuvo en vilo a todo el mundo hasta un día antes de la celebración, cuando confirmó que estaría en la gran final. La cantante comenzó con Like a prayer y lo dejamos porque no merece ni un comentario más.

La gala de Eurovisión se presentaba como una de las más políticas y polémicas hasta el momento por el boicot al que habían llamado varios colectivos del movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones) por los más de 70 años de sometimiento a Palestina. Pero se quedó en eso hasta casi el final de la noche. La fiesta ganó.
En definitiva, España lo hizo como nunca y perdió como de costumbre

Autor

Fernando Veloz

Economista, comunicador, experto en televisión y creador de formatos y contenidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido