Murcia ofrece una plaza a los médicos que renuncien en Baleares por el decreto de catalán

Murcia ofrece una plaza a los médicos que renuncien en Baleares por el decreto de catalán

(PD).- Los médicos de Baleares están en pie de guerra contra la imposición del catalán. Y el Gobierno murciano ha salido al quite. El Ejecutivo murciano ha ofrecido trabajo a los médicos que renuncien a ejercer en las islas por no estar de acuerdo con el decreto del catalán. La consejera murciana de Sanidad, María Ángeles Palacios, ha invitado a los sanitarios de Balears a trabajar en Murcia, «donde no se les va a exigir ningún tipo de acreditación en referencia a los idiomas que hablen para trabajar como profesionales de la medicina, sino tan sólo el uso correcto del castellano».

La oferta del Gobierno murciano se sucede tras la concentración contra el decreto del catalán que regula el uso de dicha lengua para optar a una plaza en el sistema sanitario público. En Eivissa unos 40 médicos firmaron un documento en el que aseguraban que si tenían que acreditar el nivel B contemplarían la posibilidad de irse a trabajar a otra comunidad si encontraban una oferta mejor. Se trata de una amenaza no de una renuncia efectiva como entendió el Gobierno murciano, según informa Diario de Mallorca.

Una vez más el baile de cifras generó debate. Ayer, la OCB denunció que la Policía había manipulado la asistencia a la concentración al calcular que acudieron 2.500 personas. La entidad calculó la asistencia a partir de una imagen satélite de los concentrados, que según sus cálculos, ocupaban 300 metros cuadrados. Por tanto, si la densidad de ocupación de un espacio público en una manifestación oscila entre dos y 2,5 personas por metro cuadrado, la OCB mantiene que sólo acudieron entre 600 y 750 personas.

El conseller de Salud, Vicenç Thomàs, estuvo en el ojo del huracán ya que los manifestantes exigieron su dimisión. Este jueves, la portavoz adjunta del PP, Antonia Estarellas, reiteró dicha petición «por actuar de espaldas al sector sanitario» y aplicar el decreto del catalán «a costa de perder calidad en la asistencia sanitaria». Thomàs afirmó que quedó patente que los médicos y enfermeras concentrados estaban vinculados al PP.

«Los ciudadanos que habían en la plaza de España se identificaban con un posicionamiento político respecto a la lengua. Se sienten vinculados a la postura del PP sobre la lengua».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído