ZP no hace autocrítica y Pajín salva el cuello

ZP no hace autocrítica y Pajín salva el cuello

(PD).- La desastrosa campaña electoral del PSOE ha hecho que muchos en privado pidan su cabeza. Pero la jovencísima secretaria socialista ha salvado el cuello. Tras días en silencio, Zapatero ha entrado a valorar los resultados del 7-J. Las críticas han hecho al presidente salir a hablar. Lo hizo con soberbia y chulería en el Senado y luego bajo el tono en Ferraz ante los suyos. Cree que los resultados son «muy dignos». En el PSOE la procesión va por dentro.

«Para llegar a la Moncloa hay que ganar en la Carrera de San Jerónimo, no en Estrasburgo, igual que para vestir el maillot amarillo en los Campos Elíseos, hay que subirse en la bicicleta y dar pedales, y no basta con ir en un coche alentando a los pupilos, porque hay que estar en la carrera que corresponda».

Así lo ha señalado José Luis Rodríguez Zapatero, que por fin ha entrado a valorar la derrota electoral del PSOE en las elecciones europeas.

El presidente del Gobierno, en una intervención en el acto de constitución del grupo socialista español en el Parlamento Europeo, no ha hecho en ningún momento autocrítica por los resultados logrados y ha asegurado que son muy dignos. En alusión al Partido Popular, ha dicho:

«Empujen lo que empujen, y van a empujar más, tendré la firmeza y determinación para hacer valer los más de once millones de votos que nos dieron la mayoría en las elecciones generales».

En un discurso dirigido a los suyos («a vosotros, a los compañeros del partido, a los que nos apoyan»), que tras la derrota electoral habían reclamado abrir un debate interno, afirmó: «Las elecciones se ganan en la Carrera de San Jerónimo, no en Estrasburgo».

Zapatero no ha hecho la más mínima autocrítica por la campaña electoral. Pero hay mar de fondo en Ferraz. Las bromas de Pepiño iban teledirigidas y no fueron casuales. Sín embargo, ZP no ha criticado la labor de la coordinadora, la secretaria de Organización del partido, Leire Pajín, que se hallaba a su lado.

«Hemos obtenido un resultado muy digno, con casi seis millones de votos», dijo el presidente, para quien hay «una base muy sólida» de respaldo ciudadano.

«Ahora que el Partido Popular Europeo es mayoría en Estrasburgo, vamos a ser muy exigentes, porque Mayor Oreja nos dijo que iba a hacer grandes propuestas para paliar la crisis. Vamos a estar muy vigilantes».

Ni en los momentos malos el presidente es capaz de reconocer errores. La campaña del PSOe fue un desastre pero no ruedan cabezas en Ferraz y prefieren sonreír para tapar el descalabro. Para él todo va bien. Como en la economía hace unos meses.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído