Ese Tourbillon RM 27-03 de la firma Richard Mille.

Un descuido del Rey Juan Carlos con su lujoso reloj incendia la Casa Real al herir a su amante más peligrosa

Un descuido del Rey Juan Carlos con su lujoso reloj incendia la Casa Real al herir a su amante más peligrosa
El Rey Juan Carlos y Rafa Nadal tienen el mismo reloj, un Tourbillon RM 27-03 de la firma Richard Mille. PD

El Rey emérito Don Juan Carlos ha pasado unos días en Finlandia disfrutando de una de sus pasiones deportivas: las regatas.

El emérito ha participado en el campeonato del mundo de vela, donde además el Bribón se proclamaba campeón.

La ‘escapada’ de Don Juan Carlos además ha servido para que no se produzca el esperado (des)encuentro en Palma con su nuera, la Reina Letizia.

Don Juan Carlos además ha recuperado la sintonía con Doña Sofía, ambos se han mostrado cariñosos en público y, lo que es mejor, parecen ahora inseparables.

Atrás quedan las polémicas protagonizadas por el Rey emérito y relacionadas con los líos de faldas.

Juan Carlos y Nadal tienen el mismo reloj.

Sin embargo, un ‘descuido’ de Don Juan Carlos ha reavivado una vieja polémica: ha lucido un lujoso, exclusivo y caro reloj, desde luego que no está al alcance de cualquiera y que además lleva mensaje oculto relacionado con la más polémica de sus presuntas amantes.

Vaya por delante,m que el monarca emérito es un gran aficionado a los relojes y tiene piezas espectaculares.

Este detalle que les contamos en Periodista Digital habría pasado desapercibido si no fuera porque a la veterana periodista Pilar Eyre no se le ha escapado. Así, Eyre cuenta en Lecturas  que el reloj es concreto es un modelo deportivo carísimo, un Rolex Daytona, que «es de suponer que es el mismo que le regaló la totanera hace la friolera de veintisiete años».

El Rey Juan Carlos y su reloj.

Cuenta la veterana cronista que recuerda el reloj de Don Juan Carlos fue un regalo ‘teledirigido’. Uno de aquellos dejas caer que te hagan de forma bastante directa.

Este fue el caso: el entonces Rey y Bárbara Rey estaban juntos leyendo una revista y el monarca vio el objeto en el brazo del magnate italiano Agnelli: “Si no sabes qué regalarme por mi cumpleaños, me gustaría un reloj como este”.

En la imagen aparece un Breitling emergency.

Ahora lo vuelve a lucir el Emérito y eso es algo, que a juicio de Pilar Eyre, no le ha debido sentar muy bien a la famosa vedette, que se gastó 500.000 pesetas de las de entonces en el regalo, porque es de muy mal recuerdo para ella:

Cuando Bárbara Rey le entregó el reloj  era una «noche de frío invierno en la casa de Boadilla del Monte». ¿Qué hizo cuando lo recibió?: «el Rey abrió la elegante caja de color verde con la corona de la marca grabada en oro, dijo muchas gracias, le dio un beso en la mejilla, y después le comunicó con frialdad que lo suyo había terminado».

El día que lo recibía, la dejaba. «Habían estado juntos dieciséis años».

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído