Diez años con la ley de mediación parada y torpedeada por intereses gremiales, no se apuesta por la ciencia y sí por mantener una sociedad en conflictos para crear la industria del litigio.

Asociaciones y profesionales de la mediación crean la “Alianza Española por la Mediación”.

Asociaciones y profesionales de la mediación crean la “Alianza Española por la Mediación”.
Foto de José Piñeiro, Mediador Oficial y Director del Centro Mediación EiaFormación de Vigo. Mail: centromediacion972@gmail.com

Ni Dios es tan bueno ni el diablo es tan malo. Los secretarios judiciales a los juzgados y a lo suyo y los profesionales de la mediación a la función de mediar.

Este ministerio de justicia sigue parado, no sólo por el estado de alarma, sino por la falta decidida de dar soluciones al siglo de la inteligencia artificial y de la mente. Este es el momento más adecuado de impulsar la mediación, y de modernizar la justicia, cambiando el paradigma viejo; y sobre todo de cumplir con los mandatos legales y de la Unión Europea en cuanto al impulso de los modelos alternativos de resolver conflictos. La Mediación es uno de los sistemas vigentes y regulados en la UE, y en España.

A pesar de saber la existencia de una profesión regulada como la de Mediador, el colegio nacional de letrados de la administración de justicia, –antes denominados secretarios judiciales– ha propuesto al ministerio de justicia unas medidas, entre ellas la de realizar las funciones propias de la profesión regulada de Mediador. Es loable lo que intentan los secretarios judiciales, pero estimamos que tienen millones de asuntos en los juzgados a los cuales deben responder con toda su energía, los juzgados están atascados, los sistemas electrónicos mal atendidos, ineficientes y carentes de la funcionalidad que deben tener y no sólo por su culpa, que también ,sino, por la incapacidad de querer usarlos y o tomar decisiones o de hacer propuestas como las que han hecho.

La ley de Mediación del derecho civil, privado y mercantil regula la profesión de Mediador y lo hace mediante la Ley 5/2012 y sus respectivos reglamentos, y fue llevada a cabo por imperativo de la normativa UE, creando el ejecutivo anterior el foro de la mediación Normativa del foro Oficial de la Mediación del Ministerio de Justicia con el objetivo de dictar normas procesalesque ya debían haberse implementadas después de más nueve años de su aprobación– para de una vez por todas y hacerlo con el consenso de gran parte de los mediadores acreditados por el Ministerio de Justicia.

Los objetivos entre otros de la ley de mediación, amen de descongestionar los juzgados,–atascados con más de ocho millones de asuntos que nunca debieron llegar a las sedes judiciales–, es ceder la soberanía de los conflictos a los propios afectados, procurando de este modo que sean las partes los que cierren el problema y lo hagan en todos los sentidos teniendo en el centro de todo, los intereses de todos los afectados, y cerrando las heridas definitivamente y manteniendo intactas las quiebras sociales y comunitarias.

Para terminar, sólo nos queda pensar que todavía en este país podemos caminar en la senda de la modernización, de pasar de la antigüedad al presente siglo, poniendo a las profesiones y a todas las profesiones en pie de igualdad, y sobre todo, dando paso a los mediadores y a los ciudadanos para que éstos sean los que resuelvan sus litis de la forma que estimen más convenientes para ellos y para sus intereses, alejándose de las posiciones que nos llevan al eterno conflicto personal y social que nos alejan de la justicia y de la paz.

Para finalizar Ya, Si los secretarios judiciales con buena voluntad se ofrecen para ejercer la función de los mediadores, esperemos que NO se ofrezcan para hacer la función de los jueces emitiendo sentencias, los juzgados necesitan a los jueces y a los secretarios para que con eficacia y eficiencia y con celeridad hagan su trabajo, y la sociedad y el siglo actual  a los mediadores para que los ciudadanos resuelvan ellos mismos sus conflictos y sean autores de sus vidas y de sus historias, y sobre todo resolver sus asuntos con celeridad y con paz, cosa que en los juzgados al día de hoy no se da ni se le espera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído