HACINADOS EN LA PALMA

Un vídeo destroza a Sánchez: pero las imágenes no corresponden a los evacuados por el volcán

Pese a las buenas palabras del presidente del Gobierno, quienes han perdido todo viven en una situación lamentable. Las imágenes lo demuestran

Este lunes, 27 de septiembre, les contábamos en Periodista Digital que estamos viviendo unos terribles días de emergencia en la isla de La Palma, pero ya son cientos de familias las que lo han perdido de todo, y miles las desalojadas y que no volverán al mismo barrio, pueblo o isla que tenían: la erupción del volcán Cumbre Vieja lo ha cambiado todo.

De modo que en cuanto pase la parte grotesca y natural de la erupción, y decaiga totalmente la solidaria, llegará el momento de la burocracia y de pedir las ayudas para estas familias.

En estas, publicaba EsDiario un reportaje con un título que generaba impacto: Un «mena» cuesta al año cuatro veces más que las ayudas previstas para el volcán.

Cada uno de ellos, y son casi 4.000 solo en Madrid, necesita un desembolso medio de 4.700 euros mensuales. No significa que vayan a su bolsillo, sino que la entidad, ong o asociación que los tutela y da cobijo recibe ese dinero cada mes para su manutención, con una tabla que va desde los 1.900 euros hasta los 1.700.

Por el contrario, un palmero que haya perdido su casa, con todo dentro o en el entorno, solo puede aspirar a 17.700 euros: todo lo demás dependerá de la «generosidad» del seguro propio, del añadido del consorcio y de las partidas extra que pueda librar el Gobierno y el fondo de solidaridad europeo, tan probablemente amplias como inciertas en su plazo, ejecución y destinatarios.

Pero hay otra cosa más que inquieta a todos los españoles. Tal y como ha podido comprobar Periodista Digital, desde hace días las redes sociales recogen su malestar por el trato recibido por las personas que han tenido que dejar todo, sus casas, sus recuerdos, sus vidas… al tener que ser evacuados por el volcán en La Palma.

El malestar viene por el recuerdo: las redes echan la vista atrás y recuerdan como en la crisis migratoria en Canarias, invasión que llaman muchos, los inmigrantes fueron alojados en hoteles de cuatro y cinco estrellas en Gran Canaria.

Esa ‘comodidad’ en complejos turísticos canarios contrasta con la realidad que viven hoy los desalojados por la erupción del volcán. Unas imágenes, de apenas unos segundos, captan toda su presunta realidad: bajo el techo de un hangar, hacinados, tirados y durmiendo el colchones y en medio de un entorno que no parece desde luego el más higiénico porque se observan grandes charcos, humedades y enseres y víveres almacenados en el suelo en simples cajas de cartón.

El vídeo, como ha podido comprobar PD, ya circula por las redes sociales y una palabra describe a la perfección lo que ha generado su difusión, aunque en esta ocasión la cosa no se corresponda con la realidad: indignación con el Gobierno de Pedro Sánchez por la diferencia de trato: “Así están hacinados los españoles evacuados por el volcán. Para estas personas no hay hoteles. Y los de las pateras en hoteles de lujo”, protestan las redes sociales.

Pero las imágenes corresponden a realmente a unos inmigrantes que llegaron hace unos días a la vecina isla de Lanzarote.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Lo más leído