El Lechazo, abanderado de la Gastronomía en Castilla y León

El sector estratégico genera miles de puestos de trabajo en las 1.500 explotaciones que comercializan más de 2.200 toneladas de lechazo anualmente, lo que representa un valor económico importantísimo para la economia de Castilla y León

El Lechazo, abanderado de la Gastronomía en Castilla y León
Lechazo asado de Tierra de Sabor

El lechazo es, sin el más mínimo género de dudas, uno de los buques insignia gastronómicos del territorio de Castilla y León y a buen seguro, solo con ver la imagen que encabeza el reportaje, a muchos lectores de Periodista Digital se nos estará haciendo la boca agua al imaginarnos el sabor del suculento manjar.

Estamos hablando de un producto de excelente calidad, sinónimo de tradición, dinamizador económico e imán turístico, al que hay que cuidar y mimar, por lo que, desde las diferentes administraciones, Tierra de Sabor, la Indicación Geográfica, las asociaciones de hostelería y los productores, se afanan en dar a conocer las características y singularidades que permitan distinguirlo sin que nos den “gato por liebre”.

Promoción del lechazo de Castilla y León "Tierra de Sabor" | Quiero saber más

El lechazo Castellano es uno de esos productos gastronómicos franquicia, un producto que por si solo atrae a miles y miles de turistas que disfrutan de su sabor, aromas y textura en los grandes establecimientos hosteleros y asadores especializados en el producto, y que ahora también pueden utilizar el Emarket de Tierra de Sabor para poder contar con él en su mesa, con los más altos parámetros de calidad y con tan solo tener que encender el horno y calentar, para disfrutar del mejor lechazo Castellano.

El marchamo de calidad que se utiliza en Castilla y León para conseguir un producto excelente, se caracteriza por tener una carne tierna, jugosa y de sabor suave, con escasa infiltración de grasa y que estén alimentados exclusivamente con leche materna.

Para cumplir con los parámetros de calidad en lo que a Lechazo en Castilla y León se refiere, existen dos opciones, por un lado, la supervisión llevada a cabo por la Indicación Geográfica Lechazo de Castilla y León, en la que solo tienen cabida los lechazos autóctonos de las razas churra, castellana y ojalada y por otro, los adheridos a la marca Tierra de Sabor, que garantiza que todo aquel lechazo que lleve su “corazón amarillo”, es un lechazo que ha nacido, se ha criado y ha sido sacrificado en el territorio castellano y leonés.

IGP Lechazo – Consejo Regulador Lechazo de Castilla y León

Castilla y León es la Comunidad Autónoma más extensa de Europa, y dentro de su territorio, el 24% de su superficie está destinada a pastos permanentes, lo que hace que el pastoreo, la producción y la elaboración de productos de las razas autóctonas, sean una herramienta fundamental e imprescindible para el mantenimiento de esas áreas, mantener el monte limpio de arbustos, fertilizar el suelo, aumentar la biodiversidad de los pastos y fijar población y puestos de trabajo en los entornos rurales.

En total, operan bajo estos marchamos de calidad y origen alrededor de 1.500 explotaciones que comercializan más de 2.200 toneladas de lechazo anualmente, lo que representa un valor económico importantísimo para la economia de Castilla y León y sirve para apuntalar puestos de trabajo y población en los pueblos y comarcas más azotados por la despoblación.

La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Lechazo de Castilla y León, con el objetivo de asegurar la calidad del producto, evitar posibles fraudes y dar a conocer al consumidor la procedencia, garantizar la seguridad y trazabilidad, puso en marcha en un número importante de sus ganaderías una aplicación móvil para que los documentos no puedan vulnerarse, perderse o producirse «malos entendidos».

Originario de la Zona

IGP Lechazo de Castilla y León.

Por tradición y por norma general, los consumidores tendemos a pensar que el consumo de lechazo está acotado fundamentalmente al consumo estacional en las fechas navideñas, pero nada más lejos de la realidad, puesto que las granjas disponen de lechazo de calidad todo el año y el consumo desestacionalizado, incrementaría de forma notable tanto los puestos de trabajo, como la produción de lechazo y la calidad de vida de los consumidores, que disfrutaríamos con mas habitualidad de semejante manjar.

El lechazo es un alimento contundente, rico en proteínas de alto valor biológico y con un importante contenido en aminoácidos esenciales, destaca también por regular el funcionamiento del sistema cardiovascular , por lo que se trata de un alimento aconsejable para una dieta equilibrada.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído